Me equivoqué con Vinicius

Muchos achacan ya la incipiente mejoría de Vinicius a la gracia del señor, pero no es milagro, ni tampoco casualidad. Su ascenso en el Real Madrid habla de esfuerzo.