3D el futuro de la publicidad

Recién se ha visto en las noticias el último gran espectáculo publicitario que se puso de moda en algunas ciudades asiáticas. Se trata de pantallas publicitarias digitales que, colocadas en la esquina de un edificio producen un efecto tridimensional que parece tener vida propia. Hace unos meses veíamos una ola gigante, un león gigante que rompe una jaula de cristal y un cíclope que parecía salir al exterior, pero ahora es un simpático gatito que parece querer saltar a las calles.

La intención de estas pantallas es capturar la mayor atención posible, pues resulta inevitable mirar estos dispositivos para disfrutar del fantástico efecto tridimensional que ofrecen. Detrás de este efecto se esconde una campaña publicitaria que trasgrede los límites de la comunicación que conocemos hasta ahora.

Para conseguirlo se han utilizado pantallas con una altísima resolución semejante a la 4K, donde no existe ningún tipo de línea visual que permita diferenciar los diferentes paneles que forman la gran pantalla, por lo que la sensación de realismo es todavía mayor.

El cíclope que parecía querer levantar del piso a los transeúntes.

La pantalla debe de ser colocada en la esquina de un edificio con un ángulo de 90 grados para conseguir el efecto de profundidad, pudiendo tener la pantalla una curvatura si el diseño lo requiere. El espectador deberá colocarse en un lugar estratégico para disfrutar del efecto, de lo contrario, sólo verás una extraña imagen deformada que no resulta para nada atractiva.

Es este uno de los principales retos de este tipo de anuncios para el futuro, lograr que se aprecie la misma imagen en 3D desde diversos ángulos.

Puedes verlo en directo

El último y quizás más simpático de estos anuncios ha sido un gato que tal parece que fuese a saltar a la calle o que simplemente observa a los transeúntes pasar. Esta imagen se ha hecho viral en muy poco tiempo por lo que la empresa detrás de la idea ha colgado un vídeo en directo para que se pueda ver en todo momento al pequeño felino contemplando el cruce de peatones.

Un simpático gatito parece querer saltar a la calle desde la esquina de un edificio en Tokyo

La pantalla tiene un horario establecido, por lo que, si es demasiado tarde, lo más probable es que se encuentre apagada durante la noche japonesa. Debe tenerse en cuenta que la perspectiva que ofrece la cámara en directo no muestra el efecto tridimensional, que nunca será equiparable a las vistas en persona en las calles de Tokio.

Este tipo de pantallas han sido colocadas en otros lugares del mundo siendo esta la primera que se instala en Japón. Está colocada en la salida de la estación de Shinjuku y anteriormente otras se hicieron populares en Taiwan y en Seúl.

Deja un comentario