5 recetas de postres cubanos que te harán agua la boca

Los siguientes postres cubanos te van a provocar un antojo irresistible.

Arroz con leche

A pesar de que tiene mucha popularidad en toda América Latina, la versión cubana con un toque de limón y leche condensada es un perfecto ejemplo de cómo un postre te puede enamorar.

INGREDIENTES:

  • 1 litro de leche
  • 100 gr. de azúcar
  • 120 gr. de arroz
  • 1 rama de canela
  • 1 rama de vainilla (opcional)
  • Cáscara de limón
  • Canela en polvo

PREPARACIÓN

  1. Para evitar que se nos pegue el arroz durante la cocción, hay que introducir la leche, el arroz y una rama de canela en frío y encender el fuego y no añadirlos cuando la leche ya está caliente.
  2. Añadimos a continuación un par de trozos de corteza de limón. Es importante que no utilicemos la parte blanca porque amargará el arroz con leche.
  3. Si queremos utilizar una rama de vainilla también la echamos, aunque es opcional.
  4. Tenemos que dejar cocinar a fuego lento durante unos 45 minutos, removiendo cada cinco minutos.
  5. Pasados los tres cuartos de hora, el arroz tendrá ya una textura cremosa. En ese momento añadimos el azúcar y lo dejamos unos 10 minutos más.
  6. Retiramos la canela y las cortezas de limón y lo dejamos que se enfríe.
Arroz con leche/ Foto: Internet

Flan de coco

El flan es un clásico postre cubano, con muchas variaciones, sabores y modos de preparación. El flan es una preparación de textura sedosa, suave y dulce que consiste en huevos batidos, azúcar, leche hervida y vainilla. En el caso del flan de coco, se le agrega el sabor de esa fruta tropical.

Ingredientes

  • 3/4 taza de azúcar granulado
  • 2 latas (13.5 onzas líquidas cada una) de leche de coco
  • 1 lata (14 onzas) de Leche Condensada Azucarada
  • 5 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de coco
  • Crema batida
  • Coco rallado tostado

PREPARACIÓN

  1. CALIENTA el azúcar en una cacerola muy resistente sobre fuego medio-lento. Mezcla el azúcar constantemente, de 3 a 4 minutos o hasta que se disuelva y adquiera color de caramelo. Vierte el azúcar en el fondo de un molde profundo para flan de 9 pulgadas de diámetro y rápidamente distribúyelo en el fondo y en los lados para cubrirlos.
  2. PON la leche de coco, la leche condensada azucarada, los huevos y el extracto de coco en una licuadora. Licua los ingredientes durante 5 segundos. Viértela en el molde preparado; cúbrelo ligeramente con papel de aluminio. Coloca el molde en una bandeja a Baño María con agua caliente a una pulgada de profundidad.
  3. HORNEA durante 1 hora y 25 minutos o hasta que al insertar un cuchillo en el centro salga limpio. Retira el molde del agua. Déjalo enfriar sobre una rejilla de metal. Refrigéralo durante 4 horas o durante la noche.
  4. PARA SERVIR, pasa una pequeña espátula alrededor del borde del molde. Pon un platón sobre el molde y voltéalo sacudiéndolo un poco para que se suelte el flan. Decora con crema batida y coco rallado.
Flan de coco/ Foto: Internet

Turrón

El turrón es una masa dulce obtenida por la cocción de miel (o azúcares) a la que se incorporan almendras peladas y tostadas. A dicha masa se le puede añadir, o no, clara de huevo. Dicha pasta es posteriormente amasada y tradicionalmente se le da forma final de tableta rectangular o torta. En la cultura cubana, el turrón cuenta con gran popularidad. Es una especie de tableta que se obtiene de la mezcla de miel (o azúcares) y maní (o algún otro fruto seco).

Turrón/ Foto: Internet

Empanadas

Una empanada es una fina masa de pan, masa quebrada u hojaldre, rellena con una preparación salada o dulce y cocida al horno o frita. El relleno puede incluir carnes rojas o blancas, pescado, verduras o fruta. La masa, generalmente, es de harina de trigo –aunque también puede usarse harina de maíz u otros cereales– y suele llevar alguna grasa, aceite o manteca. En Cuba, es uno de los platos más sencillos y típicos. Resulta parte obligatoria del menú de los restaurantes y dice presente en cada fiesta donde se reúnan los cubanos.

Empanadas/ Foto: Internet

Buñuelos

El buñuelo es una masa de harina que se fríe en abundante aceite. La masa puede mezclarse con agua, leche, huevo o levadura. Puede llevar un relleno dulce o salado. En Cuba, tenemos varias recetas de buñuelos: de papas, de queso, de harina de maíz. Los tradicionales buñuelos de Fin de Año se hacen de yuca y malanga, bañados en almíbar de anís.

INGREDIENTES

  • Yuca 200g
  • Malanga 180g
  • Boniato 170g
  • Anís en grano 0,5g
  • Harina de trigo 115g
  • Huevo 2u
  • Azúcar blanca 370g
  • Vainilla 5g
  • Vino seco 30 ml
  • Canela 1 ramita
  • Limón (jugo) 5 ml

 PREPARACIÓN

  1. Cocinar por separado la yuca, malanga y el boniato, escurrir y moler o hacerlo puré.
  2. Hacer cocimiento con el anís y la canela en 60 ml de agua.
  3. Colocar el puré sobre un mármol o mesa, mezclar con el huevo, harina de trigo, vino seco y el cocimiento. Amasar hasta que el contenido se separe del mármol o la mesa. Formar pequeñas piezas que pueden ser rosquitas, números 8 u otra figura, freírlas en abundante aceite.
  4. Elaborar almíbar con el azúcar, ¼ de litro de agua y el jugo de limón. Sumergir los buñuelos en el almíbar y dejar refrescar.
  5. Ingredientes para 5 personas.
Buñuelos/ Foto: Internet

¿A que te han entrado ganas de preparar algunos de estos postres? ¿Cuál es tu favorito?

Deja un comentario