Abarrotadas playas de Río de Janeiro en medio de la pandemia

Sin respetar el distanciamiento establecido por las autoridades sanitarias, las Playas de Ipanema y Copacabana, en Río de Janeiro, Brasil, agruparon a decenas de miles de brasileños este domingo en medio de la compleja situación propiciada por la pandemia del coronavirus, según un reporte de Clarín.

La información refleja que el uso de mascarillas fue prácticamente nulo en medio de un gran flujo de movimiento que sirvió también para que se llevaran a cabo los “arrastrones” o asaltos colectivos a los bañistas.

A modo de flexibilidad, la reapertura mesurada de bares, restaurantes y museos no ha demostrado ningún tipo de éxito, pues las aglomeraciones se han vuelto prácticamente inevitables, señala La Vanguardia.

Según EFE, esa vuelta a la “normalidad” se vio frenada desde el día 11 de septiembre por la declaración de nuevas medidas restrictivas en las que se prohibió tomar bebidas alcohólicas de noche en las calles luego de conocerse casos de agrupaciones de personas bebiendo cerveza, caipiriñas y cocteles frente a los bares.

La situación es preocupante, ya que Río de Janeiro ha sido una de las ciudades más afectadas por la Covid-19 y se vio a punto de vivir el colapso de sus sistemas de salud y funerario, con el segundo número más elevado de muertes y contagios luego de Sao Paulo. Los datos del Ministerio de Salud exponen que existían hasta ayer en Río 240 mil 776 personas enfermas y casi 17 mil fallecidos en un país que ha registrado más de 4 millones de casos confirmados, informa Clarín.

Antonio Silva Lima, profesor de medicina de la Universidad de Fortaleza, expresó, en una entrevista realizada por la agencia Xinhua, que la caída de la media diaria de muertes en Brasil debe ser celebrada, aunque todavía es muy pronto para para sacar conclusiones debido a la compleja actualidad del país y su tamaño continental, pues no debe olvidarse que el virus circula todavía con constancia en muchas zonas.

*jlcu

Deja un comentario