Alerta en China por posible brote de peste bubónica


Según medios oficiales chinos, una Comisión de Salud de esa ciudad confirmó que este domingo se “había diagnosticado la peste a un pastor de la zona de la Bandera Media de Urad y que él se encontraba en condición estable mientras recibía tratamiento en el hospital”. Las autoridades exhortaron a las personas a evitar cazar, comer o transportar animales que podrían estar infectados, en particular marmotas, así como reportar a los roedores enfermos o muertos.

Esta alerta sanitaria, la segunda más baja en un sistema de cuatro niveles, estará vigente hasta finales de año, refiere la agencia de noticias Xinhua.

Un pastor resultó positivo recientemente por la peste bubónica, según informó una Comisión de Salud china (Jack Chang/Associated Press)

“En la actualidad, existe el riesgo de que se propague una epidemia de peste humana en esta ciudad. La gente debe aumentar su conciencia y capacidad de autoprotección, y reportar condiciones de salud anormales de inmediato”, dijo la autoridad de salud local, según el periódico estatal China Daily.

Los brotes de la peste bubónica se han vuelto cada vez más infrecuentes, pero aún se registran casos. Datos publicados en RT en Español detallan que entre 2010 y 2015, se reportaron 3.248 personas enfermas en el mundo y 584 de ellas murieron.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la peste como una zoonosis bacteriana provocada por la bacteria Yersinia pestis, la cual normalmente se encuentra en animales pequeños y en las pulgas que los parasitan. Se transmite del animal al ser humano por la picadura de las pulgas infectadas, por contacto directo, por inhalación y, más raramente, por ingestión de materiales infecciosos.

La peste bubónica -amplia- es la forma más común y está provocada por la picadura de una pulga infectada. El ganglio linfático se inflama, y da lugar a una tensión dolorosa del tejido, denominada “bubón”.

Esta infección bacteriana es de las más mortales en la historia humana. En la Edad Media mató a unos 50 millones de personas en Europa.

Deja un comentario