Al cierre de la jornada de ayer el país confirmó 850 personas infestadas con el nuevo coronavirus en el territorio cubano, según informó el Doctor Francisco Durán García, Director Nacional de Epidemiología, en la mañana de este 11 de febrero.

Cifras inestables son eco de una situación epidemiológica irregular. En días anteriores la tendencia en la detección de casos positivos declinaba en cantidad, en el parte del día 9 de febrero subió y, al cierre del día 10, se reportaron 8 casos menos. Más, si entre tanta imprecisión algo se puede deducir es que ya alcanzamos el pico de esta oleada con los más de 1000 contagios en un día. 

Alarmante también resultan las muertes diarias de contagiados con el virus. En la jornada de ayer hubo 4 decesos de personas con enfermedades crónicas, capaces de impedir la recuperación y empeorar el estado de salud, y en edades avanzadas. La máxima autoridad de la epidemiología en Cuba resaltó la importancia de recurrir a la atención médica ante el mínimo síntoma. Solo por citar un ejemplo, hoy fue comunicado el fallecimiento de una paciente cuyos padecimientos primarios fueron la desorientación y perdida del equilibrio

No obstante, para quienes rebasan la enfermedad las secuelas suelen prevalecer en la salud por períodos prolongados o para toda la vida. Estudios han demostrado que, al menos, el 80% de los recuperados suelen padecer síntomas a largo-mediano plazo. Fatiga (58%), dolor de cabeza (44%) y trastornos de atención (27%) son algunos de los desenlaces del paso del covid-19. Súmese a ello, la perjudicial huella en órganos como corazón, pulmones y cerebro.

Por otra parte, la dispersión en territorio nacional es notable. El análisis de muestras en 21 laboratorios a lo largo del país ha develado casos positivos al SARS-Cov-2 en todas las provincias. Se mantiene como la más afectada La Habana, en el día de ayer con 528 infestados, único territorio con número de tres cifras. La capital muestra dispersión por sus 15 municipios y, entre ellos, el segundo con mayor tasa de incidencia: Centro Habana.

Como al cierre de cada emisión, el especialista hizo un llamado a la toma de conciencia. Asimismo, explicó que, las medidas aplicadas, hasta el momento, no muestran resultados relevantes en las zonas más afectadas por la virulenta enfermedad.