La Resistencia islámica en Líbano (Hizbulah) condenó el ataque de las fuerzas israelíes a equipos de medios de comunicación en la localidad sureña de Yaroun.

A través de una declaración, el movimiento calificó lo sucedido como un ataque flagrante destinado a impedir que los medios expongan sus prácticas terroristas.

La Resistencia destacó que la nueva agresión se suma al historial de crímenes de Israel contra periodistas y medios de comunicación. Al respecto, señaló que tal acción no impedirá a los periodistas libres continuar con el desempeño de su “honorable misión de transmitir imágenes de firmeza y heroísmo”.

De esta manera, pidió la más amplia campaña de solidaridad con los periodistas que trabajan en Palestina y Líbano y condenar al gobierno de Tel Aviv. Al mismo tiempo, enfatizó que Israel no respeta ninguna ley y no necesita un pretexto para matar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *