Aumentan casos de la COVID-19 en La Habana

En reunión dirigida este lunes por Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP), las consideraciones expuestas pusieron de manifiesto realidades que afectan el propósito de la capital de revertir el alza de casos positivos, y poner freno a la actual situación sanitaria de la urbe que presentó 483 nuevos casos positivos en la jornada de hoy.

Punto clave resulta la aglomeración de personas en las calles, que violan las medidas higiénico-sanitarias, condicionada en gran parte, por la afluencia de público a los centros comerciales, a la venta de productos de primera necesidad y de medicamentos y a la oferta de servicios.

Según refiere Tribuna de La Habana, «en los recorridos se apreciaron incongruencias como el hecho de que existen unidades que no emplean la totalidad de las cajas registradoras para el cobro de los productos; no está lista la mercancía a la hora de iniciar la venta a la población, -con la consiguiente demora excesiva al momento de las compras-, además de que no se colocan de manera visible las listas de ofertas del día o no se actualizan cuando algunos productos se agotan».

Asimismo, se constató como un grupo de centros no disponen de la barrera física que ayuden a organizar mejor la espera de entrada a los comercios.

Se preparan más de 600 estudiantes universitarios, quienes tributarán a concretar una mayor actuación de enfrentamiento ante las problemáticas anteriores.

Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) indicó que la batalla contra coleros se une a la de los acaparadores, los revendedores, los delincuentes. Ello impone un chequeo permanente, salir a la calle y comprobar las situaciones que afectan a la población.

Sobre el tema, el doctor Emilio Delgado Iznaga, director provincial de Salud, apuntó que se trabaja en asuntos esenciales como las respuestas de los PCR, bajar los activos ingresados con esa prueba hecha y que aún no tienen respuesta, y la temática de la calidad. Como prioridad se tiene mantener la disponibilidad de camas, velando por la premura con las altas.

El territorio habanero se enfoca en cortar la transmisión pues aún alcanza el pico de contagiados, por lo cual en los próximos días se pronostica un incremento de las cifras de positivos, sospechosos y contactos.

De forma general la situación sanitaria en Cuba empeora con un total 1 044 nuevos casos positivos a la enfermedad distribuidos por todo el territorio nacional y aunque se dieron 1 065 altas médicas, el contexto no es para nada favorable.

Deja un comentario