La Universidad Federal de Minas Gerais de Brasil está desarrollando la vacuna Calixcoca, que muestra un prometedor potencial como tratamiento para las adicciones a la cocaína y el crack.

Hasta ahora, la vacuna en fase experimental ha demostrado resultados significativos en ensayos con animales, generando anticuerpos que impiden que la sustancia llegue al cerebro. El siguiente paso será realizar ensayos clínicos con humanos.

Esta vacuna funciona activando el sistema inmunológico de los pacientes para que produzca anticuerpos específicos que se unan a las moléculas de cocaína en el torrente sanguíneo. Al unirse a estas moléculas, los anticuerpos las vuelven demasiado grandes para pasar al sistema mesolímbico del cerebro, que es el “centro de recompensa” responsable de los altos niveles de placer producidos por la droga.

Sin embargo, esta no se considera una solución única y definitiva para tratar la adicción a la cocaína. Si bien los investigadores tienen la esperanza de que pueda ayudar a los consumidores a romper el ciclo de dependencia, también advierten que no puede aplicarse de manera indiscriminada y que se requiere una evaluación científica cuidadosa para identificar de manera precisa cómo funcionaría y para quiénes sería eficaz.

El psiquiatra Frederico García, coordinador del equipo detrás del desarrollo de la vacuna, enfatiza esta perspectiva al señalar que “no es una panacea” y que su uso debe basarse en una evaluación científica adecuada.

Este proyecto de la universidad brasileña, recientemente ganó el primer premio en los galardones Euro Health Innovation para la medicina latinoamericana, recibiendo aproximadamente 530.000 dólares. Dicho reconocimiento se considera un paso importante para Brasil, pues es el segundo mayor consumidor de cocaína en el mundo después de Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *