miércoles, enero 19, 2022

Categoría: El peregrino

Leandro, la pasión y la belleza

Cualquiera pensaría que la belleza ha venido, asustadiza y ronroneante como un gato, a cobijarse en el gesto de este hombre, bajo los árboles del parque de la Fraternidad.

Los de abajo gruñen

No hay lugar más «ecuménico» en el mundo que la clínica veterinaria. Es algo así como las Naciones Unidas. Un lugar en el que, aunque todos quieran matarse a dientes, suele imperar la diplomacia.

Martí sobre el pan

No sabemos cómo, pero va a ocurrir. Aparecerá el artista que lo talle y pula, como también la fuerza colectiva que requiere el trasladar piedras en contra de la gravedad, en un entorno en que, por demás, el cuerpo parece cargado de plomo.

«Vacío también nos mata» y otros dos tontos cuentos

El resto era simple, desatar el susto para que, acto seguido, un alarido de gigante colmara el valle de Yumurí, seguido por las risas y el «nadie fue», mientras los tiburones se arremolinaban en el río, atormentados por la sangre de las vacas.

La Alameda y su compás de a dos tiempos

Vista en plano general, la Alameda de Paula, cuando rozan las siete de la tarde, es un sitio apacible que se decora de a dúos por cada cuatro metros

El grafiti trunco y el barrio

Confuso este universo de La Habana Vieja donde el grafiti habla más que nadie y aún así se queda mudo. Este universo desde cuyos tejados se ve el barrio y lo que vino después.