El chocolate es uno de los alimentos más amados a nivel mundial. Su delicioso sabor, unido a los usos multifacéticos dentro de la gastronomía, lo han convertido en un ingrediente más que necesario en la repostería y otras elaboraciones.

Sin embargo, a pesar de ser uno de los dulces más consumidos en prácticamente todos los países, muchos desconocen de sus múltiples beneficios para la salud.

Conoce sobre las diversas utilidades que tiene el chocolate para nuestro organismo.

Protege al corazón

El chocolate aumenta la expectativa de vida de aquellos que lo consumen de forma equilibarada. Consumir un trocito al día reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Además, constituye fuente de potentes antioxidantes que ayudan en la protección del sistema circulatorio, y de forma muy especial en el corazón.

No solo es un delicioso placer consumirlo, sino que también cuida a uno de los órganos más preciados.

Sensación de placer

Comer chocolate estimula la liberación de endorfinas, las cuales provocan una sensación de placer y bienestar.
Es por ello una terapia eficaz para las personas que sufren de depresión pues el simple acto de olerlo estimula el cerebro y nos hace sentir alegría y felicidad.

Así que ya sabes, esa sensación tan placentera con tan solo ver un bombón o una tarta de chocolate cuenta un basamento científico detrás. Por tanto, ¡A ser feliz!

Beneficios circulatorios

Ya hemos hecho referencia a su gran poder antioxidante, pero hacemos énfasis en esta propiedad por los beneficios que reporta al sistema circulatorio.

Este alimento derivado del cacao contiene flavonoides que mejoran el flujo sanguíneo y disminuyen la presión arterial.

Pero hay que tener cuidado. No todos los tipos de chocolates resultan igual de beneficiosos para la salud. El idóneo es el negro amargo pues tiene mayor concentración de cacao. Por el contrario, el blanco o con leche posee grandes cantidades de azúcares, por lo cual su consumo en exceso puede resultar perjudicial.

Analgésico natural

El chocolate es un analgésico natural, gracias a las reacciones químicas que ocurren en el cuerpo al comer alimentos dulces.

Los mismos mecanismos que provocan una sensación de placer al ingerir chocolate, intervienen en la prevención y tratamiento de dolencias leves.

Salud dental

Esta propiedad es quizás una de las más curiosas. Aun cuando el chocolate es altamente utilizado en muchos postres, tiene un efecto antibacterial en la boca que protege contra las caries.

No obstante, volvemos a recalcar que esto no es factible para todos los tipos de chocolate. Lógicamente aquellos con una alta concentración de azúcar y leche tendrán el mismo efecto en la salud dental que un dulce común. El más saludable será siempre el chocolate negro amargo.