Salud, Sociedad, Tema

Cigarro en boca, pulmón en mano

Por: Mónica Delgado Abascal

Licenciado en Educación Matemática, profesor del Instituto Preuniversitario “Eduardo García Delgado”, padre y esposo. Roberto Ávalos gozaba de una vida tranquila, feliz, con ciertos gustos y “caprichos” (como él los llamaba). Caprichos que sembraron aquello con lo que decidiría, dos años después, vivir para siempre.  

“Yo tenía 63. Empecé a presentar dolores fuertes en el brazo derecho. Fui a distintos médicos, pero no dieron con mi padecimiento. Unos meses después se me alteró una glándula del cuello, me llevaron de urgencias y me hicieron varias pruebas. Con la biopsia detectaron que tenía un tumor maligno en el pulmón derecho. Tenía cáncer de pulmón”.

***

La tensión y ansiedad son síntomas muy comunes en el enfrentamiento del ser humano a situaciones adversas. Escuchar la palabra cáncer sería, quizás, uno de esos momentos. Pero, interiorizar que las cuatro letras se refieren a ti, eso ya rompe con el equilibrio emocional de una persona. 

Al igual que otros tipos de neoplasias, el cáncer de pulmón es provocado por el crecimiento desenfrenado de las células malignas, solo que se torna aún más sensible cuando ocurre en el tejido pulmonar.

“El cáncer de pulmón tiene características distintivas, como su presentación en estadios avanzados o cuando la enfermedad ya es metastásica, posee síntomas tardíamente identificados como propios, tiene una baja supervivencia a largo plazo y aun cuando se conocen las circunstancias o situaciones que incrementan la probabilidad de enfermar, no siempre la población tiene adecuada percepción de riesgo”, explica el libro Cáncer de pulmón, epidemiología y tratamiento farmacológico de la Biblioteca Médica Nacional.

Si bien el hábito de fumar tabaco es la principal causa de la aparición de este tipo de cáncer, no es preciso efectuar la acción de fumar para contraerlo, la inhalación del humo en grandes cantidades puede provocar también el surgimiento de la enfermedad (fumadores pasivos).

Esto se debe a que la nicotina potencia el efecto cancerígeno de las otras sustancias procedentes del tabaco y actúa sobre la muerte celular, estimulando la formación del cáncer.  

Sin embargo, esta no es la única sustancia que provoca el surgimiento del cáncer en la pleura (tejido pulmonar). Haber sufrido tuberculosis, silicosis o berilosis (enfermedades, estas dos últimas, causadas por la inhalación de ciertos minerales) también constituyen factores de riesgo.

A pesar de aparentemente poseer factores de riesgo evitables, “el cáncer de pulmón es la causa de muerte por enfermedad tumoral más frecuente en los hombres y mujeres. Debido a que su diagnóstico se realiza en estadios avanzados, se estima que en el 2030 continuará siendo una de las principales causas de muerte. Se calcula que cada año se diagnostican 1,3 millones de casos nuevos de cáncer de pulmón, lo que representa casi el 12% de todas las neoplasias, con una mortalidad estimada de 1,1 millones de muertes cada año”, según el libro Cáncer de Pulmón, atención primaria de salud de la Biblioteca Médica Nacional.

***

Lo primero que hice cuando detectaron el tumor fue dejar el cigarro. Luego me pusieron sueros y empecé con las sesiones de quimioterapia y radioterapia. Después de un tiempo volvieron a realizarme las pruebas y el tumor se había reducido más del 50%, por lo que decidieron que no era necesario la intervención quirúrgica.

“Actualmente sigo un tratamiento de inyectarme un día al mes la vacuna Racotumomab. Por todo lo demás realizo mi vida como antes, tratando de mantener una dieta saludable y por supuesto sin volver a fumar”.

***

Nuestro país no está ajeno a los terribles números que logra acaparar la enfermedad, pues el cáncer de pulmón constituye la primera causa de mortalidad en la población cubana y su incidencia se incrementa cada vez más, sobre todo en el sexo masculino. 

La Dr. María Caridad Rubio Hernández, jefa de la Sección Independiente para el control del cáncer en el Ministerio de Salud Pública (Minsap), reveló en el artículo Cáncer de pulmón. Primera causa de muerte en Cuba (poner enlace) que en 2019 se registraron 48mil 617 nuevos casos, y fueron 24mil 912 personas las que fallecieron en ese período, siendo las provincias de Artemisa, Mayabeque, Las Tunas, Granma y Santiago de Cuba las que mayor número de muertes registraron por este tipo de enfermedad.

«Lamentablemente existen factores de riesgo del cáncer no modificables como la edad y la herencia, pero las conductas de autocuidado y autorresponsabilidad son esenciales para el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno, como sucede, por ejemplo, con el cáncer de mama y el cáncer cérvicouterino, para lo que no siempre la población femenina comprende la urgencia de aprender a realizarse el autoexamen de mamas o acudir a realizarse la prueba citológica», prosiguió la especialista en Oncología. 

Debido a su condición de una de las primeras causasde muerte en Cuba, se hacía preciso encontrar una solución o al menos una alternativa que permitiera reducir las significativas cifras. Para ello y gracias a los avances biotecnológicos que hemos alcanzado, los científicos del Centro de Inmunología Molecular crearon dos vacunas para atender la enfermedad:  CIMAVAX-EGFHR y Vaxira (Racotumomab como se conoce comercialmente). Si bien no constituyen medicamentos curativos, estabilizan el tumor y llevan la enfermedad a una patología crónica no transmisible.

Ambas vacunas son tratamientos de inmunoterapia para el cáncer de pulmón de células no pequeñas en etapas avanzadas de la enfermedad. Ofrecen la posibilidad de convertir el cáncer en una enfermedad crónica controlable, en tanto genera anticuerpos contra las proteínas desencadenantes del descontrol en los procesos de proliferación celular. Asimismo, logran controlar el crecimiento del tumor sin toxicidad asociada y aumenta la expectativa y calidad de vida de los enfermos con estos tumores, que era muy bajo antes del desarrollo de la biotecnología cubana.  

Por una parte, el tratamiento para el cáncer de pulmón con la vacuna cubana Vaxira (Racotumomab), cuyo principio activo es el anticuerpo monoclonal Racotumomab de alta efectividad, ha mostrado resultados alentadores de supervivencia y de mejora enla calidad de vida de los pacientes, además de no tener efectos secundarios adversos.

Mientras, la CIMAVAX-EGFHR “es una vacuna para el cáncer de pulmón en etapa avanzada, conjugada con una proteína transportadora y un adyuvante (MontanideISA51). Este fármaco induce la fabricación de anticuerpos que se unen al receptor del EFG (EFG-R), imposibilitando la interacción y de esta manera el tumor se reduce de forma considerable”, según informó el periódico Granma el pasado 29 de abril en el artículo Ensayo clínico de CIMAVAX contra el cáncer avanzado obtiene resultados prometedores.

Los pacientes ya sometidos a quimioterapia o radioterapia y están considerados terminales sin alternativa terapéutica, son los que se les aplica el tratamiento para el cáncer de pulmón con las vacunas CIMAVAX-EGFHR y Vaxira.

Pese al elevado número de muertes cada año por su causa; Cuba es el único país del mundo en disponer de dos fármacos validados por las autoridades regulatorias nacionales para tratar el cáncer de pulmón.

***

“Fue gracias a la atención médica, el apoyo de mis amigos y familiares que logré rebasar la etapa de shock, asimilación de la presencia del cáncer en mi cuerpo, quizás una de las más complicadas en estos casos. Hoy sigo impartiendo clases a mis alumnos y viviendo muy feliz, sin un cigarro en la boca”.

Deja un comentario