El pasado 27 de agosto volvió Ciego de Ávila a engrosar los partes del Ministerio de Salud Pública, con la confirmación de 4 casos correspondientes al municipio de Venezuela. Este 6 de septiembre, se repite la cifra de 4 positivos, cuyas residencias dispersan los riesgos epidemiológicos en la localidad, pues 1 corresponde a Majagua, 1 a Morón, y 2 a Venezuela. Dicha provincia acumula ya 34 casos positivos al SARS-COV-2 en solo 11 días, la tercera parte de los contagiados que reportó en casi tres meses de pandemia.

“De los datos más alarmantes para Ciego de Ávila sobresale el hecho de que en 11 personas no se ha podido determinar la fuente de infección al momento del diagnóstico. De ahí que la búsqueda de contactos sea crucial para desentrañar la cadena epidemiológica y detener los contagios en el menor tiempo posible” afirmó la TV Avileña.

Como resultado del riesgo epidemiológico que hay en la provincia, el Consejo de Defensa Provincial (CDP) decidió este sábado retroceder a la fase 1 de la primera etapa de recuperación pos-COVID-19 al municipio cabecera y a la fase 2 a las restantes nueve localidades.

Carlos Luis Garrido Pérez, presidente del CDP, puntualizó que volver a esas fases permitirá un mejor trabajo preventivo y de pesquisaje en los focos que están abiertos en seis municipios, porque lo importante es salvar las vidas humanas de esa peligrosa enfermedad, informó el periódico local El Invasor.

Por su parte, Tomás Alexis Martín Venegas, vicepresidente del mismo consejo, precisó que la provincia incrementa capacidades en los centros de aislamiento para contactos, sospechosos y médicos que están en la línea roja y en esos lugares de atención, según protocolos de salud.

Entonces, además de los que estaban en estas funciones, se unen la escuela de la Empresa Eléctrica, la Academia de Softbol, el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE), la Escuela de Iniciación Deportiva, la pedagógica Raúl Corrales y el centro de alojamiento El Renacer, para llegar a 1178 capacidades en total, dijo Martín Venegas.

En correspondencia con todo ello, el venidero lunes 7 de septiembre se implementarán algunas normativas como el uso obligatorio del nasobuco para todas las actividades, la posibilidad de expender comida solo con el servicio a domicilio para los restaurantes del municipio cabecera, se restringe la movilidad de la población flotante en la capital avileña y la ciudad de Morón (pues entre las dos suman 18 mil personas diariamente), entre otras.

Si bien la recuperación del curso escolar 2019-2020 ya había comenzado en la central provincia, es preciso tomar medidas también en el sector educacional para evitar una mayor propagación de la enfermedad. En cuestión, Bárbara Rodríguez Milián, directora provincial de Educación, informó que para preservar la vida de los estudiantes quedan suspendidas las clases a partir de esa fecha en 75 de los 90 centros educacionales de todas las enseñanzas del municipio cabecera, incluidas las universidades Máximo Gómez y la de Ciencias Médicas.

“Para los niños de los territorios sin dictado de lecciones presenciales, como los de Ciego de Ávila que se sumarán a los 335 mil de La Habana que no pudieron arrancar el 1 de septiembre, se ofrecen los contenidos a través de clases por el espacio televisivo”,

La Jornada


Los 15 círculos infantiles que están en la capital avileña continuarán prestando servicios y los educandos de décimo y onceno grados del IPVCE se incorporarán en los Preuniversitarios de sus municipios, enfatizó la directiva, según el Invasor.
El mismo medio aclaró que el Presidente del CDP llamó a los avileños a cumplir con las medidas dispuestas para frenar el rebrote de la COVID-19, enfermedad, que, en menos de 15 días, ha contagiado a 30 habitantes de la provincia para un total de 130 personas, de ellos tres fallecidos, desde que comenzó la pandemia en la provincia, el 24 de marzo último.

Causas de un retroceso

La gravedad del momento está dada por la dispersión geoespacial de los casos. Hoy, excepto los poblados fuera de la zona urbana, todas las demás áreas de salud avileñas reportan casos. En algunos ha sido posible establecer la cadena de contagio, pero en otros la incertidumbre agrega preocupación.

“El riesgo epidemiológico de Ciego de Ávila como provincia, expresado en la Tasa de Incidencia de los últimos 15 días, es el cuarto más alto del país, 6,86 por cada 100 mil habitantes. Sin embargo, para Ciego de Ávila como municipio es tres puntos mayor, 9,66 por cada 100 mil. Quince casos positivos es exactamente la mitad de los 30 casos activos en lo que va de rebrote”, informó el Invasor.

Sí, la situación para el municipio de mayor densidad poblacional de la provincia es más difícil que en la primera etapa de la epidemia. Pero si los números no son elocuentes, veámoslo de otra manera.
Según el Invasor, “este sábado la Asamblea Municipal del Poder Popular en la ciudad capital sesionó de manera extraordinaria, motivada por la compleja situación sanitaria. Trascendió que entre las zonas con mayor riesgo están, en Vista Alegre, la calle Máximo Gómez entre 4ta y 5ta, Calle 5ta en Camino de Jiquí, la calle Arnaldo Ramírez entre Chicho Torres y Benavides, Libertad entre Maceo y Honorato del Catillo, lugares donde residen algunos positivos informados.

“Otras áreas, a partir del número de casos, fueron puestas en cuarentena en los últimos días: el edificio multifamiliar conocido como Pediátrico y el barrio La Piñera, del Consejo Popular Alfredo Gutiérrez Lugones. Esta medida restrictiva se extiende a Orlando González, en Majagua”.

Y si ayer se mencionaba que el contagio se ha movido hacia los mayores de 49 años de edad y los riesgos que tal tendencia entraña, la muestra más fehaciente son los dos pacientes reportados de grave hoy: dos ancianos de 85 años de edad del municipio de Majagua y con múltiples enfermedades concomitantes que impactan el curso de la enfermedad y la respuesta al protocolo de atención.

“El otro lado que hace sonar las alarmas es el del personal de salud contagiado. Hasta el 26 d mayo pasado la provincia reportaba 15, entre doctores, enfermeros y otros trabajadores del sistema sanitario. En lo que va de rebrote se contabilizan seis (para un acumulado de 21), todos del Hospital Antonio Luaces Iraola” aclaró el periódico local.

MDA