La guerra entre Israel y Hamás, que cumple 13 días, ha dejado un saldo desolador en la Franja de Gaza. Las cifras de víctimas mortales y desplazados siguen creciendo, y la situación humanitaria es crítica.

Según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), hasta el 20 de octubre el conflicto ha dejado al menos 1400 muertos, la mayoría civiles, y más de 4300 heridos. Además, más de 100 000 personas han sido desplazadas de sus hogares.

Los bombardeos israelíes han causado graves daños a la infraestructura de Gaza, incluyendo hospitales, escuelas y viviendas. La escasez de alimentos, agua potable y electricidad es cada vez más acuciante.

El conflicto ha provocado una gran conmoción internacional. La ONU ha pedido un alto el fuego inmediato, pero las negociaciones entre Israel y Hamás no han fructificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *