Cuba aumenta las posibilidades para el trabajo por cuenta propia

La economía cubana ha estado matizada durante años por la incidencia del bloqueo económico, sanciones, errores en la política económica interna, rectificaciones y nuevos procesos como el actual de reordenamiento.

En este 2021 el gobierno cubano aumenta las posibilidades para el trabajo por cuenta propia, lo que puede significar un gran paso de avance e incluso una estabilización económica en el país si miramos hacia el futuro.

La Mesa Redonda del 9 de febrero de 2021 informó sobre la nueva política aprobada por el Consejo de Ministros para el ejercicio del Trabajo por Cuenta Propia que implica la sustitución del listado de 127 actividades autorizadas por otro de 124 actividades prohibidas. 

Si revisamos el Clasificador Nacional de Actividades Económicas actualizado en enero de 2021 y le restamos estas actividades prohibidas, quedarían alrededor de 2 mil autorizadas.

Para analizar el anexo de prohibiciones hay que revisar el CNAE  y así estudiar las actividades legales y las oportunidades que se tienen. 

Oniel Díaz Castellanos, cofundador de Auge, una empresa cubana creada para brindar servicios de asesoría al sector privado en Cuba, ha tocado el tema desde su muro de Facebook. Para el experto las oportunidades son muy variadas, solo hay que estudiar el clasificador y el anexo de prohibiciones y analizar el mercado.

Ahora se pueden combinar actividades que aparentemente no guardan relación. Antes para dos actividades había que poseer dos licencias diferentes y sendos montos de impuestos. En este momento cabe la posibilidad de combinar  y hacer un solo negocio. 

Por otra parte, ya no hay alcance que limite la licencia por cuenta propia. Dicho alcance antes esclarecía lo que debía hacer el cuentapropista con ciertos límites. En este momento se abre espacio a la creatividad y se somete a la aprobación de la Ventanilla Única.

«¡Usted puede armar su negocio, ármelo!  Lo que hay es que estudiar la necesidad del mercado, de los clientes, de las empresas estatales (…)», explicó Castellanos en un encuentro en vivo desde su perfil de Facebook con alrededor de 150 espectadores.

Sobre las posibilidades habló que por ejemplo pudiera una persona solicitar la fabricación de equipos electrónicos de usos médicos y terapéuticos y lo combinaría con la tenencia de hogar de ancianos sin atención médica y de enfermería que es el permisible.

El envejecimiento poblacional en Cuba es evidente, por lo tanto, tener sitios como este de forma privada al que los ancianos asistan algunas horas al día, pudiera ser una necesidad clara del mercado y de nuestra sociedad.

Oniel llamó a revisar la sección de industrias manufactureras, donde hay una gama inmensa de posibles negocios y emprendimientos.

El comercio mayorista sí continúa totalmente en manos del Estado y en el minorista quedan protegidos algunos renglones como el tabaco, combustible, medicinas, la venta de obras de arte, entre otros.

Resulta interesante que en el comercio minorista se permite la venta de productos de segunda mano con excepción de automóviles. Por ejemplo, emprendimientos emergidos en los últimos tiempos en Cuba como las ventas de garaje tendrían un marco legal.

Se aclaró además que no se pueden comercializar productos importados; lo cual constituye una limitación por la falta de materias primas que enfrenta el país.

***

Ante lo atractiva que parezca esta apertura, saltaron varias alarmas, algunas atajadas a tiempo y otras que se esperan sean dialogadas porque la norma, según lo expuesto en la Mesa Redonda, debe salir en un mes. Por lo tanto, las inquietudes y dudas deben ser canalizadas por el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social en sus redes.

Por ejemplo, sobre limitar la producción audiovisual y cinematográfica se creó descontento. Pero, es conocido ya que para la realización de este tipo de materiales fuera del paraguas estatal, se está autorizado si se pertenece al Registro del Creador Audiovisual lo que le permite a las productoras independientes laborar bajo la legalidad que las ampara desde 2019. Al respecto el ICAIC se pronunció. Seguramente este no es el único caso donde sucede algo así.

Ahora bien, el documento de prohibiciones caldeó los ánimos de ciertas profesiones que ya no tienen una salida al sector privado y que además son necesarias en el mismo. Quedaron prohibidas las actividades jurídicas y de contabilidad con excepción de la teneduría de libros…. ¿y la asesoría legal y económica que necesitan los mismos negocios privados dónde queda? ¿Habrá algún organismo estatal que les dé respuesta? Pues esta asesoría trasciende al ejercicio de teneduría de libros.

Los arquitectos, ingenieros y diseñadores también quedaron limitados. ¿Acaso no son necesarios también en este escenario del cuentapropismo? Otras profesiones también se prohibieron en el ejercicio del trabajo por cuenta propia.

En la normativa del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social hay muchas restricciones de notable necesidad pero otras que aún necesitan ser analizadas. Esperemos que la sentencia que encabeza el documento pueda subsanar estas primeras fallas: «Este listado pudiera ser modificado a partir del proceso de conciliación de las normas jurídicas, actualmente en proceso de elaboración».

Un tema amplio sin dudas y en el que queda mucha tela por donde cortar. Qva en Directo le estará dando seguimiento.

Mientras tanto descargue el Clasificador Nacional de Actividades Económicas y anexo 1 de prohibiciones aquí.

*imagen tomada de Radio Caibarien

Deja un comentario