Cuba registró 82 nuevos casos de COVID-19, para un acumulado 4459, afirmó el Dr. Francisco Durán García, Director Nacional de epidemiología del MINSAP, en conferencia de prensa.

Durante la actualización de la situación del nuevo coronavirus en el país, el titular detalló que al cierre de la jornada de ayer se analizaron 7948 muestras para un total de 454 724 muestras, la cifra más alta de PCRs alcanzada desde el inicio de la pandemia.

De los nuevos casos confirmados, 75 fueron contactos de casos positivos y en 7 se investiga la fuente de infección. En tanto, Dr. Durán García señaló que al cierre de la jornada se dieron 27 altas médicas para un total de 3727, constituyendo un balance negativo de altas-ingresados.

El titular señaló que, en el día de hoy el municipio Ciego de Ávila, de la provincia con el mismo nombre, retrocede a la fase de transmisión autóctona limitada y el resto de los municipios a la fase 1.

Asimismo, en análisis realizado por el Dr. Durán García seseñaló que las actividades de muy alto riesgo de contagio a la enfermedad son las reuniones en espacios cerrados, dígase: oficinas, lugares para servicios religiosos, conciertos, cines, teatros, lugares de trabajo y escuelas (incluso con distanciamiento social), fiestas, bodas, redes de negocios, conferencias, entre otros. 

Ante la inquietud de un reciente fallecido diagnosticado de asintomático en el momento de la prueba, La revista Cuba Plus de Canadá preguntó si a los asintomáticos se le puede agravar su estado de salud con la enfermedad, e incluso morir. El especialista aludió que es imposible que una persona fallezca y no tengo ningún síntoma o complicación. Sin embargo, algunos pacientes tienen una evolución muy rápida, debido a la edad, comorbilidades, y a veces, en horas, puede fallecer.

Cuba no registró muertes al cierre de ayer. El país mantiene la cifra de 104 fallecidos a causa de la enfermedad.

*mda