Dentro de la estructura social estadounidense los cubanos pertenecen a la tan cuestionada “minoría hispana[1]”. A semejanza de otros segmentos que la componen, la comunidad cubana en Estados Unidos ha experimentado un aumento sostenido, causado fundamentalmente por las oleadas inmigratorias y el crecimiento natural. Por ello, la dinámica histórica de los flujos migratorios cubanos hacia Estados Unidos a partir de la segunda mitad del siglo XX ha sido clave en la conformación de esta comunidad.

Los mayores niveles se encuentran a partir de 1950. En esta etapa influyeron dos hechos determinantes: el deterioro de la situación política en Cuba con el Golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 y la primera gran oleada migratoria generada por el triunfo de la Revolución en 1959. A partir de este momento, las mencionadas oleadas migratorias se convierten en una de las peculiaridades de los flujos migratorios cubanos hacia los Estados Unidos de América y en una de las fuentes principales del crecimiento y fortalecimiento de esta comunidad.

Según el Censo de Población de los Estados Unidos de América realizado en el año 2010, el número de personas que se autodefinían como cubanos o cubanoamericanos ascendía a 1 785 547 personas. Dentro de ellas se encontraban tanto los nacidos en Cuba, que representaban aproximadamente 1 millón de personas, como sus descendientes, nacidos en el país receptor.

Para ese mismo año, la población cubana representaba el 3,5% del total de la población hispana[2] de Estados Unidos. Ello la ubicaba como el tercer grupo hispano en importancia numérica, solo superado por los mexicanos y los puertorriqueños (Sainz, Marrero y Menéndez, 2015). La propia Oficina del Censo consideró en sus estimaciones periódicas que en el 2014 vivían en los Estados Unidos de América 2 013 155 personas definidas como cubanos o cubanoamericanos.

Su ubicación

En cuanto a su distribución, los cubanos se destacan por su alta concentración en la región sur de Estados Unidos, en la que el Estado de la Florida ocupa el primer lugar, tanto a nivel regional como nacional. Otros Estados que la acompañan son California, New Jersey, New York y Texas. Investigaciones realizadas tanto por la Oficina del Censo de los Estados Unidos de América, así como por el Pew Research Center (2011, 2013, 2014) y el Migration Policy Institute (MPI, 2015) revelan que el Estado de la Florida concentra entre un 68 y un 77% de las personas definidas como cubanos o cubanoamericanos, en el que se destaca el condado de Miami-Dade.

Otros grupos de hispanos con alta concentración en el Estado de la Florida son los puertorriqueños, dominicanos y guatemaltecos. Los resultados del último censo refirieron que entre el 28 y el 30% de la población hispana en la Florida era cubana o cubanoamericana, que para ese año era el 6% de la población total de este Estado.

Fuente: Census Bureau U.S. (2011)

El desempeño político de los cubanos y sus descendientes

En cuanto al análisis del desempeño político de los cubanos en Estados Unidos, varios han sido los trabajos por parte de analistas políticos, sociólogos, economistas e historiadores norteamericanos y cubanos. Ello responde a la singularidad de este grupo poblacional, si se tienen en cuenta su proporción en la población estadounidense y la consumación de sus objetivos. Muestra de ello han sido la permanencia de políticos de origen cubano en el Congreso Federal y estadual.

El accionar político de los cubanos se ha caracterizado por su conservadurismo y su identificación con el Partido Republicano en la financiación y elaboración de estrategias políticas para el derrocamiento de la Revolución cubana. No obstante, en su conjunto, la dimensión política de la emigración cubana en Estados Unidos es resultado de los cambios estructurales de la nación receptora en su proceso de inclusión paulatina de los distintos componentes de la sociedad al sistema político. Ello transita por el camino de la obtención de la ciudadanía estadounidense como primer paso para la participación política.

Caricatura: Osvaldo Gutiérrez Gómez

En ella la Ley de Ajuste Cubano -singularidad de la legislación inmigratoria estadounidense- deja huellas por su selectividad con respecto a otros grupos de inmigrantes y las facilidades de obtención de la residencia legal permanente, que posteriormente permite la naturalización del individuo. Esto explica en buena medida por qué el nivel de socialización política de los cubanos ha sido más elevado que el del resto de los segmentos poblacionales que componen la “minoría hispana” (Sainz, Marrero y Menéndez, 2015).

La no reversibilidad del proceso revolucionario en Cuba influyó en los niveles de naturalización de los cubanos en los Estados Unidos de América. En algunos casos esto respondió a la resignación y en otros a direccionar sus acciones dentro del juego político estadounidense.

Los factores que permitieron el ascenso político de los cubanos en suelo estadounidense fueron:

  1. La conjugación de la composición socioclasista de las primeras oleadas migratorias en las que se encontraban los vinculados estrechamente a la dictadura de Fulgencio Batista y la alta, mediana y pequeña burguesía temerosa del movimiento político que había tomado el poder.
  2.  El financiamiento otorgado por las organizaciones del gobierno estadounidense para la elaboración de acciones que generaran desestabilización en Cuba y el consecuente derrocamiento del proceso revolucionario cubano (Sainz, Marrero y Menéndez, 2015).
  3.  La conformación de una élite cubanoamericana avocada a la posesión de espacios de poder a todos los niveles en un Estado medular como la Florida. Esta logra su punto culminante con la ofensiva neoconservadora de los años 80 que llevó a Ronald Reagan al poder.
  4. Los altos niveles de concentración demográfica e impacto político.

No obstante, cada oleada migratoria ha estado marcada por el contexto que la envuelve, la composición social, sus causas e intereses. Esto ha definido su comportamiento en el orden doméstico y la percepción respecto al país de origen. Los inmigrantes cubanos que han arribado desde 1990 a la fecha, así como los más jóvenes nacidos en los Estados Unidos de América poseen una actitud diferente a sus predecesores. Los de nuevo arribo tienden a un entendimiento entre las dos naciones y a mantener los vínculos con Cuba, según evidencian los recientes sondeos realizados por más de una institución.


[1] Según el Glosario sobre Migración, editado por la Organización Mundial para las Migraciones (OIM, 2006), la minoría es el Grupo numéricamente inferior al resto de la población de un Estado que no está en posición de dominio, cuyos miembros poseen características étnicas, religiosas o lingüísticas que difieren de las del resto de la población y quienes mantienen un sentido de solidaridad hacia la preservación de su cultura, tradiciones, religión e idioma.

[2] El término hispano comienza a ser utilizado como categoría en los censos en los años 70 del siglo pasado por el gobierno federal de los Estados Unidos de América. Se emplea a su vez para identificar a aquellas personas hispano parlantes y también para aquellos que descienden de personas que poseen apellidos en español, independientemente de si hablan o no este idioma. Arboleya (2013) y Aja (2014) se refieren a las distintas evaluaciones del término.


Referencias bibliográficas

Aja, A. (2014): Al cruzar las fronteras, Editorial Ciencias Sociales, La Habana.

Arboleya, J. (2013): Cuba y los cubanoamericanos, el fenómeno migratorio cubano, Editorial Casa de las Américas, La Habana.

Census Bureau U.S. (2011): The Hispanic Population: 2010, ˂https://www.census.gov/prod/cen2010/briefs/c2010br-04sp.pdf˃ [20 de diciembre de 2019].

Migration Policy Institute (MPI) (2015): Cuban Immigrants in the United States, ˂http://www.migrationpolicy.org/article/cuban-immigrants-united-states˃ [20 de diciembre de 2019].

OIM (2006): Glosario sobre Migración, Organización Internacional para las Migraciones, Ginebra.

Pew Research Center (2011): Statistical Profile. Hispanic of Cuban Origin in The United States, 2009, ˂http://www.pewhispanic.org/files/2011/07/73.pdf˃ [20 de diciembre de 2019].

Pew Research Center (2013): Statistical Profile. Hispanic of Cuban Origin in The United States, 2011, ˂http://www.pewhispanic.org/2013/06/19/hispanics-of-cuban-origin-in-the-united-states-2011˃ [20 de diciembre de 2019].

Pew Research Center (2014): As Cuban American demographics change, so do views of Cuba, ˂http://www.pewresearch.org/fact-tank/˃ [20 de diciembre de 2019].