¿De quién es Martí?

por: Daniel Cervantes

A lo largo de los años hemos sido testigos de la descontextualización de sus frases, incluyendo la atribución de su nombre a líneas que no son de su autoría, o se tergiversan o bien son falsas en su totalidad.

Tomemos como ejemplo «Cuando un pueblo emigra, sus gobernantes sobran», esta frase falsamente adjudicada a nuestro Héroe Nacional, la enarbolan quienes aborrecen la Revolución para, de cierto modo, culpar al gobierno cubano de los problemas socioeconómicos del país.

Otra podría ser, «La política es el arte de lo posible», la cual resulta una ironía si pensamos como Martí hizo hasta lo imposible por la contienda independentista, nunca se detuvo ante obstáculos ni dificultades. 

Y la conocida «Podrá morir un hombre por los ideales de un pueblo, pero jamás ha de morir un pueblo por los ideales de un hombre», esta máxima se usa a conveniencia por quienes atacan la labor de los líderes de procesos revolucionarios y progresistas. Si las palabras las expresó el Apóstol el impactó será mayor.  

Un Martí descontextualizado

Martí como símbolo de ese otro discurso, como estandarte de un movimiento opuesto a sus verdaderas ideas. ¿Qué pensaría Martí al verse como imagen de un proyecto financiado por “el gigante de las siete leguas”?

Resulta paradójico que Radio y TV Martí, el servicio de radio y televisión internacional financiado por el gobierno de los Estados Unidos, lleve ese apelativo en honor a nuestro Héroe Nacional.

Además, del uso de su imagen para promover causas, discursos y proyectos que, muchos, son contrarios a los principios e ideales del Apóstol.

La reinterpretación del Martí de Jorge Arche, por parte de la historiadora de arte Carolina Barrero, a través de “inofensivas” tarjetas impresas, deviene otro de los ejemplos de apropiación del prócer.

El pasado 27 de enero, también el natalicio del Apóstol sirvió de pretexto para actos de la disidencia. Lo que sería un digno homenaje con la lectura de sus Versos Sencillos no fue más que la máscara para una acción mediática en las afueras del Ministerio de Cultura. 

Hace unos días, el Movimiento de San Isidro en Miami lanzó un nuevo reto para los cubanos que deseen manifestarse de manera pacífica. Bajo el slogan “Una foto por la Libertad” la iniciativa convoca a retratarse con un pullover o cartel que muestre a José Martí.

Son muchos los ejemplos acerca de la apropiación de Martí como símbolo de una lucha contraria a sus ideales, pero aquí, en esta Isla antillana seguirá brillando el Apóstol verdadero, el “hombre sincero de donde crece la palma”.

Deja un comentario