Dólar estadounidense, en papelito, no

La nueva medida anunciada en la Mesa Redonda del pasado jueves 10 de junio causó fuertes debates en las redes sociales. Con el anuncio de la restricción del dólar en efectivo en los bancos cubanos, surgieron todo tipo de comentarios: comprensivos, de ataque, humorísticos y hasta algunos analíticos.

La medida se enmarca en un contexto de aumento de las agresiones estadounidenses al país. Las restricciones de los Estados Unidos provocaron que Cuba tuviera la necesidad de suspender la recepción de dólares estadounidenses en efectivo para introducir en las cuentas en moneda libremente convertible (MLC).

Aunque, los que más predominaron fueron esos que identifican al cubano en todo su esplendor: los memes con el humor a flor de piel indican una forma de enfrentar la realidad que afecta a algunos.

El apoyo incondicional de algunos cambia la perspectiva para el pueblo. Entender que la medida no surge del interés del gobierno, sino de una necesidad real de proteger la economía nacional, resulta necesario para todos.

Leticia Martínez Hernández, en su cuenta de Twitter, posteó: Cuba prohíbe el uso en efectivo del dólar estadounidense. El mismo día aprueba ensayo clínico en niños con sus candidatos vacunales contra la Covid-19. Esa es Cuba, con todos sus colores y dolores. Qué manera de quererte Isla mía.

Sin embargo, no dejan de aparecer aquellos que se enfrentan, tergiversan la información y confunden al pueblo.
Pedro Pérez tacha de “lobo” al gobierno cubano. En su cuenta de Twitter aseguró que este se “quita la careta de buena gente. Tienen muchos dólares sin valor, pero dan diez días para que la gente deposite más dólares”.

Esto cuando, realmente, el Banco Central de Cuba dio la oportunidad de ingresar estos dólares en las cuentas bancarias en un período de tiempo para que las personas que así lo desearan, lo hicieran.

Además, se sumó a una tendencia contrapartidista que se diseminó en las redes. “Se aprovechan de la histeria del cubano. Este es el momento de hundirlos: ¡NI UN SOLO DÓLAR AL BANCO!” Estas fueron sus palabras y las de otros usuarios de las redes.

Por su parte, las dudas y el análisis no dejan de llegar. ¿Qué sucederá con las tiendas en MLC? ¿Qué harán aquellos que compraban, a precios más que inflados, los dólares en el mercado informal para adquirir productos en estas tiendas?

Surge, entonces, la necesidad de buscar soluciones, de lograr revertir procesos que intentan eliminar a nuestro país del mapa y convertirlo en un anexo más.

Deja un comentario