Cultura

El primer paseo marítimo de La Habana

Se conserva perenne al lado del mar. Acoge a pobladores y foráneos desde épocas de antaño y se mantiene como una especie de vestigio de la antiquísima ciudad. Un fragmento de historia que se ha detenido en el tiempo.

Adquirió su identidad por estar situada, en uno de sus extremos, cerca de la Iglesia y hospital de la advocación de San Francisco de Paula. Surgía en 1777 la Alameda de Paula, el primer paseo marítimo de la Habana colonial.

Havana Private Suite

La concepción de la obra estuvo a cargo de Antonio Fernández Trebejo, reconocido arquitecto habanero del período, creador del Palacio de los Capitanes Generales y el desaparecido Teatro Principal.

En sus inicios, el eclecticismo y glamour de la clase alta inundó las inmediaciones del lugar. Lujosas residencias de familias acomodadas como las de los condes de O´Reilly, de Barreto, de Jibacoa, de Casa Bayona, de Vallenato y de Peñalver se instituían en este espacio exclusivo.

Con el decursar del tiempo y el desarrollo socio-económico de la vieja urbe, las castas adineradas se reacomodaron en zonas más céntricas y lejos del bullicio del puerto habanero.

Alameda de Paula Siglo XIX

La Alameda de Paula se ha deshecho, transformado y reconstruido a lo largo de casi 300 años, y readaptado al contexto y utilidad social.

Allá por el siglo XIX, las baldosas comenzaron a vestir este espacio. El año 1841 significó la ampliación del paseo marítimo con plazuelas a ambos extremos, mientras que en 1845 nuevas obras le dieron un lavado de cara al lugar.

Unos 24 meses después, bajo el mandato del Conde de Villanueva, se colocaría una fuente en el centro de la Alameda, como un recordatorio a la marina de Guerra Española.

Año 1947.

La modernidad le implantó nuevos rostros: Nicolás Guillén, recostado a las barandillas, observa la infinidad del mar. Y en la plaza cercana a la iglesia, se erige la suiza Enriqueta Favez, con la mirada en el horizonte, su maletín de médico en una mano y una flor resguardada en la otra.

Cientos de personas han recorrido las calles adoquinadas del lugar. Quizás pase inadvertido el hecho de ser el primer paseo construido en La Habana. O, tal vez, con el paso agitado cotidiano se desconozca la historia que conforma el tejido de la Alameda de Paula. 

Con información extraída de:

“La Alameda de Paula”, por Zenaida Iglesias Sánchez. Publicado el 9 de agosto de 2021. Emisora Habana Radio.

“La Alameda de Paula”, por Ciro Bianchi Ross. Publicado el 2 enero de 2021. Cubadebate.

“Los misterios de Paula”. Opus Habana, Vol.VII, No. 3, 2003, pp. 4-17.

Deja un comentario