Las frutas tropicales constituyen un manjar para los que vivimos en las zonas calurosas. Un jugo o batido, en las épocas estivales, no solo es una inyección de vitaminas y energía, sino que constituye una delicia para el paladar.

Incluso son las protagonistas de muchos postres, helados y otras elaboraciones gastronómicas como salsas o guarniciones.

Sin embargo, aunque estamos acostumbrados a frutas comunes, dígase el mango, la guayaba y la piña, por solo citar algunas, existen varios ejemplares de las zonas tropicales que son una auténtica demostración de la diversidad en este aspecto.

Conoce sobre estas deliciosas frutas exóticas y sus características más destacadas.

Carambola o fruta estrella

La carambola es una fruta muy peculiar en su presentación.

Esta llamativa fruta en forma de estrella es oriunda de Malasia e Indonesia. Sus dimensiones varían entre los 7 y 12 centímetros de longitud. La carambola tiene un ligero sabor ácido, el cual es compensado con una sensación de frescor idónea para esta época del año.

Su consumo es relativamente sencillo, solo se debe lavar bien y cortar en rodajas. Por su peculiar forma, es un aliado natural para que los niños la disfruten y se diviertan.

El Lichi

El lichi es capaz de mejorar la circulación sanguínea y alejar el cáncer.

Otro peculiar fruto, extendido por las áreas subtropicales del mundo, es el lichi. Su color rojo intenso en el exterior y blanquecino adentro, sumado a su dulce sabor y delicada consistencia, lo hacen único.

Tiene altos contenidos de vitamina C, por lo que resulta un gran motor del sistema inmunológico. Además, combate dolores de garganta, resfriados comunes e inflamaciones.

También contiene altas cantidades de fósforo, magnesio, pocas calorías y grasas saturadas. Estos rasgos lo convierten en un potente antioxidante, ideal para dietas.

Níspero

Los nísperos son ricos en fibra y carótenos.

El níspero tiene forma ovoide, un sabor dulce semejante al de otras frutas como la manzana y la pera. Sin embargo, mantiene un toque ácido.

Es rico en hierro, magnesio, calcio y cobre, lo cual contribuye al fortalecimiento de los huesos. De igual forma, tiene una alta concentración de azúcar y fibras. Es útil contra la acidez estomacal y la gastritis.

Kumquat

El kumquat es llamado quinoto en varios países sudamericanos.

Conocido como naranja China o naranja enana, el kumquat tiene una capa externa de sabor picante con una pulpa ácida y muy aromática. Por la suavidad de su piel, es un fruto que puede comerse completo, sin necesidad de retirarle la cáscara.

Sus altas concentraciones de vitamina C lo vuelven idóneo para combatir la hipertensión, los problemas del corazón e, incluso, la diabetes.