Las autoridades del Reino Unido informaron al mundo el pasado 14 de diciembre, la detección de una nueva cepa del coronavirus, cuya propagación parece ser mucho más rápida que la que ya existe, pero menos mortal.  

Se conoce que la nueva cepa fue detectada por primera vez en septiembre. “En noviembre, alrededor de una cuarta parte de los casos en Londres eran de esta nueva variante. Y para diciembre representaba casi dos tercios de los casos”, informó Cubadebate

Asimismo, este medio aclaró que se han detectado dos casos de una nueva variante más del coronavirus en el Reino Unido, ambos contactos de infectados que viajaron desde Sudáfrica en las últimas semanas. 

La nueva cepa de la COVID-19 fue detectada por primera vez en septiembre. Foto: Reuters

Esta nueva variante del virus mutó de manera inusual. Según comenta Russia Today, “la explicación más probable es que surgió de un paciente con un sistema inmunológico debilitado que no pudo vencer al virus. En cambio, su cuerpo se convirtió en un caldo de cultivo para que el virus mute”.

Mientras, expertos del Reino Unido advierten que las restricciones actuales de esta región no serán suficientes para frenar los contagios por el nuevo coronavirus. De hecho, ya se detecta en otros países. 

https://twitter.com/hans_kluge/status/1342506805541433344

Hans Kluge, director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud, comunicó en su cuenta de Twitter que ya la nueva cepa del coronavirus se ha identificado en ocho países de Europa. Además, se detectó en Nigeria y Japón recientemente. 

“Es probable que el incremento en la transmisibilidad provoque un aumento en la incidencia y se calcula que las hospitalizaciones y muertes por COVID-19 alcanzarán tasas más elevadas en 2021 que las observadas en 2020, incluso si las restricciones implementadas antes del 19 de diciembre se mantienen”.

Informe del Grupo Asesor Científico para emergencias (SAGE) del Gobierno británico.

Sin embargo, al tocar este tema salta a la mente, quizás, una de las mayores inquietudes: ¿servirán las vacunas ya creadas para combatir el Sars-Cov-2?

“El aumento de la transmisión resultante de VOC 202012/01 elevará el umbral de inmunidad colectiva lo que significa que la carga potencial futura del SARs-Cov-2 es mayor y requerirá una mayor cobertura de vacunación para lograr la inmunidad colectiva”, detalló el Informe del Grupo Asesor Científico para emergencias (SAGE) del Gobierno británico.

Expertos del Reino Unido advierten que las restricciones actuales de esta región no son suficientes para frenar los contagios. Foto: Reuters

Por otra parte, “el continente africano tiene ahora más de 2,5 millones de contagios confirmados, o el 3,3 por ciento de los casos mundiales. Las infecciones confirmadas se acercan al millón y la nueva cepa es ahora la predominante allí, señaló John Nkengasong, director de los centros para el Control y la Prevenciónde Enfermedades de África (CDC)”, agregó el periódico Granma

La situación se torna preocupante y expertos piden tiempo para investigar sobre la nueva cepa del virus, pues afirman se encuentra en una etapa inicial.  

Cierto es que no existen pruebas de que sea más mortal el Sars-Cov-2, pero sí de ser más transmisible (un 70% según Boris Jonhson). Esto representa un problema para los hospitales, por el colapso de los sistemas de salud en varios países.

Entonces, ¿sucederá en el 2021 lo mismo que en el 2020? ¿se podrá controlar verdaderamente esta nueva mutación con las vacunas? ¿una vez más estarán desamparados los países pobres? Estas son solo algunas interrogantes que nos invaden desde el primer instante que conocemos la noticia, pero lamentablemente solo tendrán respuesta con el tiempo. Mientras, persiste la incertidumbre. 

https://qvaendirecto.com/2020/09/03/presentados-avances-del-candidato-vacunal-cubano-ante-expertos-de-la-oms-y-la-ops/