Como refirió, este miércoles, Reinaldo García Zapata, Vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP), «en La Habana se evalúan y se propondrán a la dirección del país, aplicar acciones de reforzamiento en los órdenes técnico, asistencial y el incremento de medidas que favorezcan el distanciamiento físico y social de la ciudadanía»

Asimismo, García Zapata señaló que se revisan el aumento de capacidades de aislamiento para sospechosos, y confirmados asintomáticos y sintomáticos de la COVID-19, con el fin de mantener las camas en los 11 hospitales, exclusivamente para pacientes sintomáticos de alto riesgo.

El funcionario indicó que entre las proyecciones están brindar atención diferenciada a los sospechosos en centros habilitados, y hacerlo desde el mismo momento en que son detectados, con el propósito de adelantar el protocolo médico de actuación con ellos.

«Velar de forma exhaustiva por el cumplimiento de normas de bioseguridad en los centros de Salud, para evitar que nuevos trabajadores del sector se infecten con la pandemia», demandó García Zapata.

De igual forma, insistió en la necesidad de incrementar la toma de muestras en unidades asistenciales y lograr que los pacientes permanezcan en dichos espacios el menor tiempo posible.

Precisó como puntos claves realizar los PCR a tiempo, ser efectivos en el tratamiento y que a las personas le apliquen el tratamiento requerido. Se propuso cerrar 18 manzanas en Los Sitios y en la calle Industria, del Consejo Popular Colón y en un cuadrante de la calle Reina.

Se realizó un llamado a la búsqueda de soluciones, como el reforzamiento de cuadros de dirección en lugares estratégicos y a laborar mejor, en pos del triunfo contra esta situación epidemiológica.