Cultura, Titulares

Improvisación y artes plásticas se unen en Jazz Plaza

El proyecto del compositor y músico estadounidense Ted Nash tiene como fuente de inspiración la obra del pintor cubano Wilfredo Lam.

Desde hoy y hasta el próximo 28 de enero el projecto del jazzista estadounidense Ted Nash, Jazz X Art, reúne a estudiantes y músicos cubanos en el Museo Nacional de Bellas Artes. La propuesta de Nash llega a la 38 edición del Festival Internacional Jazz Plaza haciendo una atractiva mezcla entre artes plásticas e improvisación.

La sala Wilfredo Lam del edificio de Arte Cubano es el escenario de los Talleres de Composición en los que Ted Nash, estudiantes de la Cátedra de Música Popular “Moisés Simons” de la Escuela Nacional de Arte, y Alejandro Falcón y sus músicos de Cubadentro, buscan la inspiración en las obras de arte del propio Lam y relevantes exponentes de la plástica cubana expuestos en este sitio.

Precisamente, el aniversario 120 del natalicio de Wilfredo Lam es uno de las motivaciones que impulsan las sesiones de Jazz X Art. Durante la inauguración del proyecto, Ted Nash dijo:

Para mí no hay mejor momento para hablar de colaboración que este, es un honor estar en este hermoso museo, con estos estudiantes que harán este viaje conmigo y no va sobre política o las diferencias entre los países. Es sobre la gente y en lo que amo enfocarme es en usar la música es encontrar similitudes entre la gente y cómo podemos compartir y expresarnos a partir de las mismas influencias e inspiración.

Con respecto a esta dinámica de improvisación con la que pretende interactuar con las obras de plásticos cubanos, comentó:

“Siento que hay muchas similitudes entre la música y las artes plásticas, en la forma en que describen formas, colores, líneas, que las conectan. Lo que hago usualmente es usar la plástica como inspiración, de manera tal que los músicos puedan encontrar nuevas formas de expresarse y permitirles descubrir quiénes son. La gente a veces no tiene la posibilidad de llegar a conocerse mejor, y pienso que los artistas tenemos la oportunidad de crecer con el arte, usarla para hablar de cualquier sentimiento, profundo o no, porque viene de lo que somos, y creo que si le permitimos ver eso a la gente entonces podemos olvidarnos de cualquier diferencia entre nosotros.

En este proyecto hay alrededor de 25 jóvenes músicos interesados en componer música, y lo que haremos es tomar el hermoso arte que hay en este Museo para pensar en que significan esas obras para nosotros, qué nos provocan: reflexiones, emociones, lo que importa es que podamos trasladar lo que vemos en la pintura a nuestras emociones más íntimas y luego a la música. Al final, nuestra música viene de observar nuestro alrededor, de prestar atención a todas esas cosas y encontrar una manera de ponerlo en la música”.

El momento cumbre de Jazz X Art será el concierto del día 28 de enero en el patio de Bellas Artes, donde se condensarán las piezas improvisadas por estudiantes y músicos durante todo el proceso. Además, los músicos se harán acompañar de la compañía Malpaso. Las expectativas de Nash y sus acompañantes son altas:

“Alejandro Falcón estará uniéndose al proyecto en los talleres y el performance final, es muy importante tener artistas tan talentosos trabajando con nosotros. La primera vez que hicimos esta idea fue en Beijing, China, y tuvimos que lidiar con diferencias culturales mayores, también en un museo y para mí, viniendo de Estados Unidos, fue complicado porque a muchas personas en China no les agrada mostrar cuán diferentes son y ese performance nos permitió llegar hasta Cuba”.

A partir de mañana los talleres de improvisación estarán abiertos al público.

Deja un comentario