Irán y Cuba comenzarán a producir una vacuna contra el patógeno SARS-CoV-2, origen de la COVID-19. La tarea se realizará a través del trabajo conjunto de sus más prestigiosas instituciones científicas.

Según refiere el portal de noticias Prensa Latina, el Instituto iraní Pasteur y su homólogo cubano, el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) serán los encargados de desarrollar dicho proyecto.  

A través de su cuenta en Twitter, el IFV comentó la historia de colaboración existente entre ambas naciones. Se reafirmó la disposición de realizar proyectos en el futuro.

El director de la entidad cubana, Vicente Pérez Bencomo, se refirió a la experiencia del Instituto en vacunas conjugadas para niños, tecnología mediante la cual se decidió el uso en el diseño de fármacos nacionales contra SARS-CoV-2, aseveró Telesur.

La alianza entre países es necesaria para salir adelante en esta crisis mundial.

Desde el 2020, con el agravamiento de la pandemia en todo el mundo, los investigadores de ambos países comenzaron a desarrollar una vacuna antiCOVID-19.

Pérez Bencomo explicó que la coproducción Cuba-Irán, Soberana 02 o PastuCovac, cumple con las expectativas de prevención de infecciones y producción de anticuerpos. Además, es eficaz contra mutaciones del virus.

“Se necesitan 15 años para desarrollar una vacuna desde cero hasta la etapa de industrialización, pero hicimos todos los pasos en 12 meses y la evidencia muestra que funciona muy bien”, agregó.

Kianush Yahanpur, portavoz del comité iraní, comentó sobre el tema que era “Una alianza estratégica tanto para Irán como para Cuba. Juntos avanzaremos más rápido”.