Como refiere Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana, es importante «unir más a las organizaciones de masas, maestros, estudiantes, jubilados, combatientes y demás factores para que controlen, informen, actúen y laboren en función del combate contra la COVID-19».
Torres Iríbar convocó a las y los jóvenes a incorporarse junto a las organizaciones de la comunidad a acciones en el barrio, contribuir al cumplimiento de las medidas y los ingresos, como apoyo a la labor del sistema de Salud Pública.
Los análisis epidemiológicos develan como la mayor transmisión no se advierte ni en las colas ni en el transporte, sino en los hogares y en los centros laborales.
Al respecto, el funcionario instó a llamar a la conciencia de las familias para cumplir los protocolos en el ingreso en los hogares de forma disciplinada, decisivo en esta etapa.

Tomado de Cubadebate
La atención del personal de Salud es vital para frenar la situación epidemiológica


El Presidente del CDP reafirmó la obligatoriedad del cumplimiento estricto del ingreso domiciliario, por ser la medida más efectiva para cortar la propagación del virus y reconoció los avances en el control de esos casos y sus convivientes por el personal de la atención primaria de Salud.
A su vez, en las instituciones y centros de producción y servicios que deben permanecer en funcionamiento, las administraciones resultan las máximas responsables por el cumplimiento del uso del nasobuco, sustancias desinfectantes, distanciamiento físico, incremento del teletrabajo y trabajo a distancia.
Según se destacó, se vela porque se cumpla el distanciamiento y el orden en las colas; el control de los puntos de entrada y salida de la ciudad; hacer cumplir la prohibición de la circulación vehicular y de personas en horario nocturno.
Asimismo, Torres Iríbar apuntó como en La Habana se debe incrementar el rigor en las medidas aprobadas. «Si las hacemos cumplir, podemos disminuir la transmisión».

Situación epidemiológica

Ayer se procesaron un total de 21 mil 568 muestras, de ellas, mil 060 resultaron positivas, mil 052 autóctonos y 8 importados. Menores de 20 años, 166 y en edades pediátricas, 155. En la capital, 568 casos confirmados.
Los casos confirmados autóctonos corresponden a Arroyo Naranjo (69), Centro Habana (61), Diez de Octubre (60), Habana del Este (55), Boyeros (49), Cerro (43), San Miguel del Padrón y Marianao (36), Habana Vieja (35), La Lisa (31), Plaza de la Revolución (28), Playa (23), Cotorro (18), Guanabacoa (16) y Regla (8).
Ingresados hay 4 mil 911 pacientes, de ellos 4 mil 849 con evolución clínica estable; 32 graves y 30 críticos; mil 038 altas en esta jornada y seis fallecidos, para un total de 531.
Otra jornada gris con gran cantidad de casos positivos a la COVID-19; se exhorta al cuidado extremo y cumplir con los protocolos de bioseguridad.