Luego de 10 días de silencio absoluto por parte de Lionel Messi, el jugador del Barcelona le concedió una entrevista a Goal.com donde habla de todo lo que se generó a partir de cuándo se dio a conocer el burofax que hacía oficial sus intenciones de abandonar el club.

Según el diario Marca el presidente del Barcelona José María Bartomeu le dejó muy claro a Jorge Horacio Messi, el padre y representante del jugador argentino, que él no estaba dispuesto a vender a Messi, para marcharse tendrían que pagar la cláusula de rescisión de 700 millones de euros.

 La decisión tomada por la directiva puso a Leo entre la espada y la pared, teniendo como única alternativa denunciar al club, y llevarlo a un difícil litigio. Ante esta situación Messi declaró a Goal.com: “Nunca iría contra el Barcelona porque es el club de mi vida. Si esa es la única vía para salir, me quedo”.

La pulga confiesa sentirse afectado. Comenta en su aparición de cara a la afición que la decisión la había tomado mucho antes de llegar a Lisboa, que la derrota sufrida ante el Bayern Munchen solo confirmaba que estaba en lo cierto. Messi reveló a Goal.com: “Durante todo el año llevaba diciéndole al presidente que me quería ir, necesitaba nuevos rumbos e ilusiones en mi carrera, pero el presidente no le daba -bola- a lo que estaba diciendo”.

El rosarino se dirige casi en el final de la entrevista directamente a la afición y afirma: “Me quedo, y como siempre daremos el máximo para lograr alcanzar todos los objetivos y regalarle las victorias a todos los que sufren por la presencia de la Covid-19”. Así se resuelve la polémica que mantuvo expectante a los seguidores y detractores del capitán del Barcelona. Por el momento Lionel se queda en el equipo de sus amores, ¡Messi se queda en casa!

*gga