En la noche del domingo pasado, el futbolista argentino Lionel Messi estuvo involucrado en un incidente potencialmente peligroso luego del partido entre el Inter de Miami y Los Angeles Football Club.


Después de la victoria del Inter de Miami por 3-1, mientras Messi abandonaba el terreno de juego del estadio BMO de Los Ángeles junto a su guardaespaldas, una botella de agua se lanzó en su dirección desde una tribuna.


La botella no alcanzó a Messi ya que rápidamente escoltado a los vestuarios por su equipo de seguridad.


Messi, pieza en el partido al proporcionar dos asistencias, evitó cualquier confrontación y se retiró del campo sin sufrir daños.


El incidente se volvió viral en las redes sociales.


En las imágenes, se observa cómo la botella pasa a centímetros de Messi y golpea a una persona que formaba parte de la organización del partido.


A pesar de este intento de agresión, la mayoría de los espectadores en el estadio BMO mostraron su apoyo y reconocimiento a Messi con aplausos.


Sin embargo, el incidente sirve como recordatorio de la importancia de la seguridad de los jugadores y la necesidad de mantener un ambiente respetuoso en los eventos deportivos.


El futbolista argentino, quien actualmente juega para el Inter de Miami, se prepara para unirse a la selección argentina en las Eliminatorias de la Copa del Mundo ante Ecuador.

Deja un comentario