Muere voluntario brasileño que participaba en las pruebas de la vacuna de Oxford

El deceso fue informado a las autoridades el pasado 19 de octubre, y según el comunicado de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), el comité independiente que lleva el caso sugirió continuar con las pruebas, detalla Russia Today.

Amplía la nota que “el proceso sigue evaluándose”, mientras no precisan si al voluntario se le administró la vacuna o el placebo por “compromisos de confidencialidad ética” .

“Los datos sobre voluntarios de investigación clínica deben mantenerse confidenciales, de acuerdo con los principios de confidencialidad, dignidad humana y protección de los participantes”.

Varios medios internacionales apuntan a que el voluntario era un médico de 28 años, que vivía en Río de Janeiro. Según la cadena brasileña O Globo, el fallecido llevaba desde marzo trabajando en primera línea y atendiendo a pacientes con coronavirus en las Unidades de Terapia Intensiva y en las emergencias.

Su muerte ha causado un gran impacto entre sus compañeros, porque el médico gozaba de buena salud. Desde finales de junio -reseña Russia Today-unos 8.000 voluntarios brasileños se han sumado a las pruebas de la fase tres de la vacuna desarrollada por Oxford y AztraZeneca.

Sin embargo, el presidente carioca, Jair Bolsonaro, se aferra a su postura respecto a países como China y Rusia. El mandatario desacreditó este miércoles a su ministro de Sanidad, Eduardo Pazuello, tras el anunció de la compra de millones de dosis de CoronaVac. La vacuna de la farmacéutica china Sinovac sería producida también por el Instituto brasileño Butantan.

“El pueblo brasileño no será conejillo de indias de nadie”, afirmó Bolsonaro en su cuenta de Twitter. El mandatario reiteró que Brasil no comprará esta vacuna de China.

Entonces, ¿conejillos a conveniencia?

*ajr

Deja un comentario