El lingüista, activista político y filósofo estadounidense, Noam Chomsky, declaró en un encuentro virtual de la Internacional Progresista que existe un riesgo inminente de que estalle una guerra civil en Estados Unidos, informó hoy el medio argentino Página12.

Según el reporte, el profesor emérito de la del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) alertó sobre los cargos en el gobierno otorgados por el mandatario norteamericano sin aprobación del Senado y las posibles consecuencias de una derrota del representante republicano en los próximos comicios.

“No hay voces independientes. El Congreso había establecido hace mucho tiempo que un inspector general monitoree el trabajo de la rama ejecutiva, pero, viendo la corrupción que ha dejado Trump en Washington, podemos ver claramente que no está funcionando. Trump empezó a decir que si no le gusta el resultado de las elecciones, no va dejar su puesto. Es una amenaza directa”, expresó Chomsky.

El estudioso advirtió que la jefatura militar ya ha recordado su deber constitucional de remover del cargo al presidente que no quisiera dejarlo, lo cual contribuye a la conformación de un contexto complejo, teniendo en cuenta a las unidades paramilitares repartidas por el país “para asustar a la población”.

Ernesto Calvo, profesor de gobierno y política de la Universidad de Maryland, manifestó en Cadenaser que Donald Trump puede impugnar los resultados, pero que, más allá de eso, lo que preocupa a los analistas es que sus grupos de apoyo se unan a las denuncias del jefe de estado, pues son grupos ultraderechistas, supremacistas blancos y milicias que podrían salir a las calles a no reconocer la posible derrota en las elecciones. “El temor es que empiecen a usar de nuevo la violencia”, recalcó Calvo.

Dicha situación, en palabras de Chomsky, propiciaría el entorno propicio para una guerra civil, pues nada similar al actual escenario ha sucedido en la historia de la democracia parlamentaria. “La megalomanía que domina el mundo, la de Trump, para él ya no es suficiente, podría no respetar la Constitución y hacer lo que él llama ‘negociar’ para un tercer mandato”, señaló el profesor del MIT.

*jlcu