Nuevas formas de amar

María y Ray eran una pareja que apenas comenzaba a disfrutar su relación cuando los sorprendió la pandemia de la Covid-19. Entonces la distancia se apoderó de sus cuerpos y tuvieron que empezar a descubrir nuevas formas de amar.

Los besos que en algún momento se dieron en los labios, hoy se convirtieron en llamadas; los abrazos en mensajes; y su habitación, testigo del amor derrochado por ambos, hoy son las redes.

Hace ya más de un mes que esta pareja, como muchas otras, no tiene la posibilidad de tocarse, de tomar un café juntos e incluso de compartir un momento tan sencillo como un paseo; sin embargo, ellos se sienten cerca en cada momento: cocinan juntos, duermen en la misma cama e incluso planifican su futuro.

El Beso / Obra plástica: Gustave Klimt

Muchas lágrimas han sido derramas por ambos en momentos en los que sienten que no pueden más, en los que no ven el final de este aterrador túnel.

Es difícil sentir a través de una pantalla la voz triste de tu pareja y no poder estar ahí para simplemente abrazarla y sentirla en tus brazos. Han tenido que ser fuertes en esta tormenta, la primera a la que se enfrenta su joven relación.

Pero no todo ha sido malo. Este tiempo les ha servido para darse cuenta del amor tan grande que sienten uno por el otro; para tener, aun en la distancia, sus madrugadas eternas y hasta para proponerse matrimonio mutuamente.

No se dejarán derrumbar ni por la Covid-19, ni por la distancia. Quieren un futuro juntos y lucharán por tenerlo.

Un comentario en «Nuevas formas de amar»

Deja un comentario