Papa Francisco pide que la vacuna contra el Coronavirus sea universal

El Papa Francisco pidió este sábado que la vacuna contra la pandemia que ataca al mundo sea universal y no solo esté al alcance de los más ricos.

“Sería triste si en la entrega de la vacuna diera prioridad a los más ricos o si pasara a ser propiedad de esta o aquella nación y no fuera para todos”, expresó el líder del Vaticano en una audiencia con fundación italiana del Banco Farmacéutico según recoge el portal DW.

El 10 de septiembre Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que de los estudios encaminados a conseguir la vacuna contra la Covid-19 se generaron casi 180 candidatos en todo el mundo, de ellos 35 se encuentran en fase de ensayos con humanos, según Telesur.

“Ninguna enfermedad en la historia ha experimentado un desarrollo tan rápido en la investigación. Es un testimonio de los increíbles avances en ciencia y tecnología que el mundo ha logrado en los últimos años”, expresó Adhanom.

Sabemos que en esa carrera para convertir al candidato vacunal en  la fórmula correcta hay varios países capitalistas que no tienen intenciones de compartir el medicamento. Tal es el caso de Estados Unidos que ya ha hecho millonarias compras de varios candidatos vacunales.

“La administración Trump ha gastado al menos 10.9 mil dólares en el desarrollo y producción de vacunas. Anteriormente había comprado 100 millones de dosis de Johnson y Johnson, Novavax, Pfizer y Sanofi, y 300 millones de dosis de AstraZeneca, para un total de 800 millones de dosis hasta la fecha”, declaró rtve noticias.

Ante estas compras desesperadas sin saber aún cuál de estos candidatos sería el efectivo o si tan siquiera lo será alguno, el presidente de Estados Unidos solo deja muy bien claro que esto que pide el Papa no se hará. La globalización ahora muestra su cara desde la centralización farmacéutica y el nacionalismo. 

Infobae reconoció que Francisco se lamentó por la situación de varias poblaciones del mundo que “no tiene acceso a determinados fármacos (…) a nivel ético, si existe la posibilidad de tratar una enfermedad con un fármaco, este debe estar al alcance de todos, de lo contrario se crea una injusticia”.

Ante su reclamo el líder del Vaticano expresó en la alocución que las empresas farmacéuticas pueden contribuir generosamente a una distribución más equitativa de los medicamentos. Ojalá y así sea. Mientras, este pequeño archipiélago sigue apostando por su vacuna propia para alcanzar la soberanía en un mundo en el que la globalización cambia, se adapta y aprovecha del nuevo escenario, por muy trágico que sea.

*barb

Deja un comentario