Protesta en Caibarién o la historia mal contada

El activista opositor Yeko Gutiérrez trasmitió en vivo a través de la plataforma ADN Cuba los detalles del incidente e incitó al pueblo a vociferar “Patria y Vida” en respaldo al infractor, como señal de repudio al actuar de las autoridades de la PNR. Dicha situación generó una gran concentración de personas alrededor del TPC en apoyo al mismo.

Medios como CiberCuba y Periódico Cubano publicaron la noticia y manifestaron que las multas fueron de cinco y siete mil pesos, incluso, algunos usuarios en Facebook comentaron como la sanción había sido en dólares.

Cuando la mentira tiene patas cortas

El periodista de Telecubanacán, Yunier Sifonte, declaró que el ciudadano violó las disposiciones sanitarias las cuales prohíben la venta ambulatoria de productos durante la fase de Transmisión Autóctona Limitada.

En correspondencia con lo dispuesto en el Decreto 31 del 2021 del Consejo de Ministros, recibió una multa de dos mil pesos, la menor entre las establecidas por ese documento.

La Presidenta del Gobierno recibió al TCP y a quienes lo acompañaban y analizaron el asunto. La multa fue retirada, atendiendo sobre todo a que el vendedor no es el titular del negocio y padece algunos trastornos mentales.

Como afirma Sifonte, luego de solucionado al asunto, un representante del Gobierno lo acompañó hasta el cuerpo de guardia del hospital. Allí controlaron su presión arterial y luego lo llevaron a su vivienda.

En un post de Facebook del artista cubano Erich Concepción sobre la citada protesta, algunos comentarios respaldan lo expuesto por el periodista villaclareño. Bello Guevara Leonel residente en Caibarién y partícipe del acontecimiento explicó que eso ocurrió en su barrio; él estuvo presente entre quienes acompañaron al dulcero al Gobierno, donde vieron la retención de los inspectores. «La multa no fue por vender, a él le compra Caibarién entero, se la aplican porque se decretó cuarentena. (…) quiero aclarar que no hubo represiones ni golpes ni nada que se le parezca».

El usuario agregó como quienes gritaron Patria y Vida fueron dos o tres habitantes a lo sumo. «Los que estaban allí la mayoría eran mirones y personas de la zona que son pescadores».

Caibarién resulta hoy el segundo municipio de Villa Clara con mayor tasa de incidencia de la COVID-19. Aunque desde las redes sociales el hecho se muestre como represión de las autoridades y un acto de protesta popular, lo cierto es que las disposiciones prohíben las ventas ambulatorias, como medida para evitar el aumento de contagios.

Aun con las medias tintas y la exageración de los acontecimientos, la veracidad de los hechos se impone. Como bien expresase el Apóstol: «El que nada quiere para sí dirá siempre la verdad».

Deja un comentario