Remedios naturales para el rostro

La piel de la cara es quizás de las más sensibles de todo el cuerpo, por lo cual requiere de constantes cuidados extras que preserven su salud.

Las mascarillas faciales hechas en casa son una magnífica opción de belleza, en especial porque están hechas de productos naturales y libres de químicos. Además, resulta un gran alivio a la economía familiar al no tener que comprar otros productos en el mercado.

Pero siempre hay que tener en cuenta el correcto lavado de la cara antes de aplicar cualquier preparado, de lo contrario su efecto sería casi nulo.

A continuación te mostramos algunas mascarillas caseras para diferentes usos en la piel.

Mascarilla para piel suave

Solo necesitas un poco de miel, yogurt y unas gotas de limón, este último ingrediente es opcional.

Realiza una mezcla y aplica en todo el rostro, dejando actuar por 30 minutos aproximadamente y retira con agua tibia.

Durante el tiempo de aplicación, evita exponerte al sol, pues el limón presente puede provocar manchas en la piel.

Mascarilla para piel seca a base de aguacate

Muchas veces cuando vamos a comer aguacate nos percatamos que parte de este ya no se encuentra en buen estado para su consumo. Pues estas porciones las puedes aprovechar para hacer mascarillas faciales.

Haz una pasta con el aguacate y agrégale una gotitas de aceite de oliva o algún tipo de aceite esencial. Aplica durante 15 minutos en la piel recién lavada y retira con agua tibia.

Los aceites naturales presentes en el aguacate, unido a aquellos agregados le aportarán un nuevo brillo a la piel.

Mascarilla para piel seca a base de plátano

Utiliza un plátano fruta maduro y haz una pasta con este. Agrégale un poco de miel y aplica el preparado unos 15 minutos en el rostro y posteriormente retíralo con agua tibia.

La presencia de la miel en esta mascarilla no solo ayudará contra la piel seca, también aportará nutrientes y frescor a tu rostro.

Mascarilla exfoliante

Para este remedio natural necesitarás miel y un poco de azúcar moreno. Mezcla los ingredientes y aplica sobre el rostro, haciendo pequeños masajes con movimientos circulares.

El objetivo de esta mascarilla es retirar la piel muerta y la suciedad de los poros, por lo que debes estar constantemente haciendo leves fricciones en la cara.

Esta receta, útil para todo el cuerpo, realizará una limpieza profunda, por lo cual es recomendable hacerla solo una vez a la semana y puedes combinarla con otras de las mascarillas que te hemos presentado.

Mascarilla contra el acné

Este preparado es realmente sencillo. Sólo tiene un ingrediente estrella y es la zanahoria.

Cocínalas hasta que estén lo suficientemente suaves como para hacer una pasta y aplícala en el rostro durante unos minutos. Esta mascarilla te ayudará con esos granitos tan molestos, hidratando la piel y otorgándole una textura suave.

Mascarilla contra arrugas y ojeras

Utiliza la clara de un huevo y bátela a punto de nieve. Agrega una o dos cucharadas de miel en dependencia del volumen de la mezcla.

Aplica sobre el área de las ojeras, alrededor de los ojos y en las líneas de la cara durante unos 20 minutos. Puedes emplear la mascarilla sobrante para el próximo día, es perfectamente reutilizable.

Deja un comentario