Por: Mónica Delgado Abascal y Gian Franco Gil

El comportamiento de la Covid-19 en el país mantiene el cambio dado en la semana anterior respecto a las localidades más afectadas por la enfermedad. Especialistas de la salud y dirigentes del país se mantienen trabajando para controlar esta nueva situación con las medidas y tratamientos pertinentes en el combate a la Covid-19.

En esta semana se mantiene la dispersión de la situación epidemiológica en regiones que hacía tiempo no presentaban casos. Asimismo, otras provincias se mantienen, igual que la semana precedente, presentando positivos.

Los números muestran que el epicentro de la enfermedad esta semana se encontraba en La Habana, aunque Artemisa el 8 de diciembre tuvo la mayor cantidad de casos (30) respecto al resto de las provincias en los demás días. Otras provincias del país continúan presentando confirmados, pero el margen de diferencia con la capital es notable en lagunas jornadas. Es importante remarcar la gran dispersión que existe en las regiones, por lo que se hace complejo determinar con exactitud dónde está el epicentro. 

El 6 de diciembre fue el día de la semana con más casos por provincias, con una distribución bastante amplia. Sin embargo, en el resto de la semana Pinar del Río, la capital y Santiago de Cuba fueron alternando el primer lugar en varias ocasiones.

La Habana, continúa presentando un escenario bastante delicado debido a la no disminución de positivos en la semana en cuestión (83 confirmados en total). Sin embargo, Santiago de Cuba (61) y Piar del Río (42) también están severamente afectados

Asimismo, se puede apreciar un aumento respecto al total de casos positivos reportados después de siete días.

La relación de casos confirmados y altas diarias muestran la comparación entre dos de las variables más ilustrativas de la situación del país.

Durante toda la semana se observa un balance favorable respecto a la cantidad de altas otorgadas diariamente y la cantidad de positivos por día. La jornada de mayor salida de los centros hospitalarios fue el 3 de diciembre con 88 personas. Esta semana ha sido la de mayor cantidad de casos positivos en los últimos meses, con 124 confirmados en dos ocasiones: el 6 de diciembre y el 8 de diciembre.

El primer día de más confirmados con la enfermedad coincidió con la jornada de menor cantidad de altas médicas concedidas, el 6 de diciembre.  

La cifra de 641 casos confirmados en la semana eleva el valor total del acumulado hasta 9423 casos.

Por otra parte, las 471 altas de la semana provocan que esta variable llegue hasta las 8434. Lo que deja todavía, un margen bastante amplio con respecto al total de altas, que se traduce en los casos activos.

Los datos reflejan una variación constante del número de confirmados con relación a las altas otorgadas durante toda la semana. Es preciso tener en cuenta que la cantidad de altas médicas es un factor condicionado por la cantidad de casos positivos ingresados en las semanas anteriores.

La curva de casos activos, aunque tiende al aumento durante toda la semana, fluctúa bastante solo al principio, con cifras bastante parejas, en ascenso, después el 8 de diciembre. Experimenta su mayor pico el 12 de diciembre.

Nota: En esta semana no aparece gráfica de la cantidad de positivos por sexo, pues el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) prescindió de este dato durante algunos días de la semana, por lo que los presentados son insuficientes para realizar el análisis.

Como una particularidad del período estudiado y de las semanas precedentes, se encuentra el aumento de la entrada de vuelos al país y, por consiguiente, el ascenso de casos importados, aspecto que ha sido constante durante toda la semana.

Por tanto, el país mantiene una situación cada vez más compleja, no solo porque los números de casos positivos a la enfermedad en toda la isla no ha bajado siquiera de 10 (superando en dos ocasiones los 100 casos), sino porque ya se observa una dispersión de los casos positivos en distintas regiones del país, incluso algunas como Santiago de Cuba que hacía 186 días que no presentaba al menos un positivo y ya está mostrando un aumento considerable. Asimismo, las demás provincias con viajeros que se están sumando, aunque con pocos casos, aportan positivos al acumulado total.   

El análisis cualitativo que se desprende de la interpretación de los números evidencia una Cuba aún, fuertemente dañada por la enfermedad en cuestión. Ahora solo queda atenerse a las medidas tomadas por la dirección del país y mantener la disciplina.