Como refiere el estudio, el riesgo de muerte de las mujeres embarazadas con COVID-19 es del uno coma seis %; 22 veces mayor que el de las mujeres embarazadas no infectadas. Los bebés de madres infectadas por el coronavirus, además, tienen riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.

Mayor peligro por virus en el embarazo

Una de las razones es la disminución de la capacidad pulmonar de la mujer a medida que el bebé crece. Según apunta la doctora Kjersti Aagaard, especialista en medicina materno-fetal del Texas Children’s Hospital, la gestante puede desarrollar un deterioro respiratorio, hasta el punto de no poder recuperarse de eso.
Aagaard explica como el corazón de una mujer embarazada bombea uno coma cinco veces más de lo normal para proporcionar la sangre adecuada al bebé y a la placenta.
«Esa sobresaturación del corazón, que llamamos un mayor gasto cardiaco, también hace que las mujeres embarazadas corran el riesgo de tener problemas de insuficiencia cardiaca, que puede ser una manifestación y causa potencial de muerte por la enfermedad de COVID-19».
Asimismo, la doctora asegura que existe una mayor probabilidad de coagulación de la sangre durante el embarazo, lo cual puede empeorar con la COVID-19.

Vacuna contra covid y riesgos en embarazo

El pasado miércoles, un estudio a tres mil 958 mujeres embarazadas de entre 16 y 54 años, quienes recibieron la vacuna de Moderna o Pfizer, encontró pocos efectos secundarios graves debido a la vacunación.

Embarazadas quienes recibieron vacuna de Moderna o Pfizer, presentaron pocos efectos secundarios graves producto de la inoculación

Como señala la investigación, el más común fue el dolor en el lugar de la inyección, el cual se produjo con mayor frecuencia en las embarazadas vacunadas.
Se analizaron los datos recogidos por el Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos entre el 14 de diciembre de 2020 y el 28 de febrero de 2021.
Durante ese periodo se notificaron 221 acontecimientos adversos imbricados al embarazo, incluidos 46 abortos espontáneos. El sondeo comparó esos eventos con los datos sobre resultados negativos del embarazo antes de la pandemia.
«Aunque no son directamente comparables, las proporciones calculadas de resultados adversos en el embarazo y el neonato en las personas vacunadas contra el covid-19 que tuvieron un embarazo completo fueron similares a las incidencias notificadas en los estudios con mujeres embarazadas que se realizaron antes de la pandemia de covid-19», indica el estudio.
Los principales grupos médicos de Estados Unidos han instado a las mujeres embarazadas a considerar la posibilidad de vacunarse contra la COVID-19.
Según advierte el doctor Richard Beigi, quien forma parte del Grupo de Trabajo de Expertos en Inmunización, Enfermedades Infecciosas y Preparación para la Salud Pública del ACOG, no hay ninguna razón teórica para creer que vaya a causar daños a la madre o al feto; están muy seguros de que va a proporcionar beneficios considerables tanto a la madre como al bebé.

Situación epidemiológica en Cuba

Ayer se procesaron un total de 22 mil 587 muestras, de ellas, mil 110 resultaron positivas, mil 088 autóctonos y 22 importados. Menores de 20 años, 167 y en edades pediátricas, 154. 42 eventos activos, 16 en La Habana. En la capital, 663 casos confirmados, 660 autóctonos y tres importados.
Los casos confirmados autóctonos corresponden a Cerro (68), Guanabacoa (66), Arroyo Naranjo y Diez de Octubre (62), Centro Habana (56), Boyeros (50), Habana Vieja (46), San Miguel del Padrón (45), Marianao (40), La Lisa (37), Habana del Este y Playa (29), Plaza de la Revolución (26), Cotorro (25) y Regla (19).
Ingresados hay 5 mil 733 pacientes, de ellos 5 mil 664 con evolución clínica estable; 39 graves y 30 críticos; 988 altas en esta jornada y 12 fallecidos, para un total de 581.
Alta cifra de casos positivos diarios a la COVID-19 en esta jornada, se convoca, una vez más, a no ser negligentes y cumplir con los protocolos de bioseguridad.