“Es un momento como del Sputnik”, dijo a CNN Kirill Dmitriev, director del fondo de riqueza soberana de Rusia, que financia la investigación de vacunas rusas, en alusión al lanzamiento en 1957 del primer satélite del mundo por la Unión Soviética.

Según publica el canal de noticias, las autoridades rusas comentaron que están trabajando para una fecha del 10 de agosto o antes para la aprobación de la vacuna, que ha sido creada por el Instituto Gamaleya con sede en Moscú.

Se aprobará para uso público, y los trabajadores de atención médica de primera línea lo recibirán primero, dijeron.

“Los estadounidenses se sorprendieron cuando escucharon los pitidos del Sputnik. Es lo mismo con esta vacuna. Rusia habrá llegado primero”.

Kirill Dmitriev, director del fondo de riqueza soberana de Rusia

Explican los espacialistas que la vacuna emplea vectores de adenovirus humanos debilitados para que no se repliquen en el cuerpo. A diferencia de la mayoría de las vacunas en desarrollo -agrega CNN- se basa en dos vectores, no en uno, y los pacientes recibirían una segunda inyección de refuerzo.

Sobre la rapidez en la producción del fármaco, aspecto que sorprendió mucho, los científicos rusos aseguraron que la vacuna es una versión modificada de una ya creada para luchar contra otras enfermedades, como ébola y MERS.

Además, explicaron que la aprobación de la droga marcha acelerada debido a la pandemia mundial y al grave problema de coronavirus de Rusia. El país ahora tiene más de 800.000 casos confirmados.