Mi nombre es Jeylis y les doy la bienvenida a mi blog. Ya comenzamos.

Tónico # 1

Ingredientes: Cáscara de piña

El agua de la piña fortalece el crecimiento del cabello / Foto: Internet

¿Sabías que la cascara de piña nutre el cabello de forma sencilla y rápida? La piña es rica en vitamina C, A, B1 y B6, ácido fólico y minerales como el potasio, el magnesio y el hierro. El agua de la piña promueve y fortalece el crecimiento del cabello, previene la resequedad, el cabello quebradizo y el envejecimiento prematuro; su alta concentración en micronutrientes evita la caída del cabello.

Pasos para la elaboración:

1-Enjuaga muy bien la piña para remover todo el polvo que tenga en la cáscara.

2-Remueve la cáscara.

3-Coloca la cáscara en una olla y agrégale un litro de agua.

4-Cocina a fuego lento aproximadamente de 15 a 20 minutos.

5-Al comenzar a hervir, retira la olla del fuego y déjala reposar toda una noche.

6-Cuela el agua de piña con ayuda de un colador y una pequeña jarra.

Tónico # 2

Ingredientes: Aproximadamente 20 hojas de guayaba fresca o seca.

El tónico de hojas de guayaba detiene la caída del cabello / Foto: Internet

El tónico de hojas de guayaba detiene la caída y promueve el crecimiento del cabello, pues contiene una gran cantidad de nutrientes beneficiosos para la salud de nuestro cabello. Entre ellos se encuentran las vitaminas B y C que te ayudarán a fortalecerlo desde la raíz hasta las puntas, además, eliminan la caspa y protegen el cabello de los rayos del sol.

Pasos para la elaboración:

1-En una olla vierte un litro de agua y agrégale las hojas de guayaba.

2-Cocina a fuego lento aproximadamente de 20 a 25 minutos.

3-Al comenzar a hervir, retira la olla del fuego y déjalo reposar toda la noche.

4-Con la ayuda de un colador extrae el tónico.

Ahora que ya conoces la elaboración de estos maravillosos tónicos, escoge el de tu preferencia y aplícalo en tu cabello de la siguiente forma.

Modo de uso:

Estos tónicos se utilizan a modo de enjuague capilar, así que primero necesitamos lavar el cabello con champú y acondicionador (de tu preferencia, como lo haces normalmente). Con una toalla debes retirar el exceso de agua y con tu cabello húmedo puedes aplicarlo con la ayuda de un atomizador o directamente de la jarra.

Al aplicarlo debes dar un ligero masaje de manera uniforme para que pueda llegar a todas las áreas de tu cabello. No debes lavarlo, déjalo secar de forma natural para que el resultado sea eficaz.

Este tratamiento lo puedes utilizar 2 o 3 veces por semana hasta obtener los resultados deseados.

Déjanos en los comentarios tus experiencias cuando pruebes alguno de estos tónicos y recuerda seguirnos en nuestras páginas de Instagram y Facebook como Qva en directo.