Tras una serie de ataques en su perfil oficial de Twitter, el mandatario estadounidense denunció que el aumento de la votación por correo provocará intentos de fraude. Según él, la votación por correo será “un desastre catastrófico”.

“Los demócratas hablan de influencia extranjera en la votación, pero saben que la votación por correo es una manera fácil para que los países extranjeros entren en la carrera. ¡Incluso más allá de eso, no hay un conteo exacto!”, publicó en una de sus embestidas el mandatario.

El inquilino de la Casa Blanca luego atizó que “Con el Voto Universal por Correo (no el Voto en Ausencia, que es bueno), 2020 será la Elección más IMPRECISA / FRAUDULENTA de la historia. Será una gran vergüenza para EEUU. Demorar la Elección hasta que la gente pueda votar de manera debida y con seguridad???”

Sin embargo, en ese país las fechas de las elecciones están fijadas en la ley federal, y no pueden ser cambiadas excepto por el Congreso.

Según explica la agencia de noticias AP, “la fecha de la elección presidencial —el martes después del primer lunes de noviembre cada cuatro años— está consagrada en la ley federal. La Constitución no prevé un aplazamiento de la juramentación del presidente el 20 de enero de 2021”.