Trust Investing, la máscara de la estafa piramidal en Cuba

Mientras el mundo comercia desde hace años con criptomonedas, en Cuba es un tema relativamente reciente sobre el cual el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz Canel Bermúdez comentó que, aún se encuentra en estudio. Numerosos han sido los intentos de su introducción en la Isla, no exentos de intenciones poco fiables como es el caso de la controversial Trust Investing.

Bajo la máscara de líderes en la gestión de criptoactivo, a través del trading, e incursiones en la bolsa de valores anuncian que consiguen rentabilidades extraordinarias. Para lo que cuenta, según sus directivos Diego Chaves (CEO), Claudio Barbosa (Tecnología) y Fabiano Lorite (Marketing), con un equipo de monitoreo del mercado de criptomonedas que trabaja con operadores experimentados en el mercado financiero.

Trust Investing tiene como propósito llegar a mil millones de dólares en volumen de operaciones para convertirse en un banco offshore, alejado de los controles monetarios y fiscales de la banca tradicional. Proveyendo privacidad a sus usuarios hacen prácticamente imposible acceder a los datos sobre las operaciones y permiten el ingreso de capitales para evadir el fisco y el lavado de activos.

Para ingresar solo se debe colocar un saldo mínimo equivalente a 15 USD en Bitcoin, con la promesa de recuperar el doble de la inversión, además de un bono del 10% por atraer a otra persona. Resulta imposible corroborar la veracidad de la ubicación de la empresa en Ciudad de Panamá, pues su web ofrece información contradictoria al respecto declarando otra dirección no confirmada en Estonia. Tampoco se puede comprobar su relación con BDL Bank al que manifiestan estar asociados. Por otra parte, el dominio de su mail «bdl.com.br» es propiedad de una empresa de logística.

Panamá niega que Trust Investing esté registrada y tenga licencia para ofrecer servicios de inversión en su territorio.

El número de identificación de la empresa (CNPJ) presentado en la web «CNPJ 35.081.022–0001–08» corresponde a una consultoría financiera en Brasil, de la cual los socios administradores son los fundadores de Trust Investing. No es posible rastrear el dinero invertido revisando las direcciones de las wallets en las que se hacen los depósitos. Tampoco ofrecen información sobre su esquema de inversión, ni se conoce la identidad de los traders que operan los activos y no disponen de un producto específico.

¿Cuál es el secreto de su éxito en Cuba?


Su sistema de captación se basa en el bombardeo mediático en redes sociales y a que, personas que trabajan en entidades estatales han difundido mensajes erróneos creando la noción de que dichas instituciones o empresas nacionales respaldan este dudoso sistema de inversión.

Tal es el caso Ruslán Concepción quien logró reclutar a 450 inversores en Las Tunas, alcanzando el puesto de Manager, convirtiéndose así en uno de los principales gestores de Trust Investing en Cuba, cuyo objetivo era ampliar esta comunidad, con la promesa de ser trasladado a alguna de las supuestas sedes en el exterior. Fue arrestado por el delito de actividad económica ilícita en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana cuando se disponía viajar a Rusia. Ante lo que Fabiano Lorite, director de Marketing de la empresa y quien además enfrenta varios procesos judiciales por fraude, declaró: “Desde aquí haremos lo posible para demostrar la legalidad de nuestra compañía”. “No obstante, si algo pasa a nuestros chicos, van a tener 800.000 personas contra su gobierno”.

Queda pendiente el proceso penal contra Concepción y los demás líderes de Trust Investing en Cuba. Evidencias físicas en su contra prueban el delito de actividad económica ilícita, que afectó a decenas de personas además de infringir el Decreto Ley 370 al emplear el ciberespacio para actividades ilegales y promover la difusión de contenidos fraudulentos. Ya no solo se trata de guerra ideológica sino de amenazas contra la economía del país y de los ciudadanos.

Deja un comentario