El canciller turco, Hakan Fidan, subrayó la importancia de un mundo justo y sin doble rasero, con el objetivo de evitar que los acontecimientos en Gaza desencadenen una guerra que pueda afectar negativamente a los países de la región.

Esta acusación por parte de Turquía refleja su percepción de que la Unión Europea (UE) no está mostrando la disposición necesaria para abogar por un cese inmediato de las hostilidades en Gaza. Según su perspectiva, la postura colectiva de la UE puede estar impidiendo una acción efectiva y rápida para frenar la violencia en la región.

Además, el canciller turco enfatiza la importancia de un enfoque justo y equitativo en la resolución de conflictos, evitando la adopción de una doble moral o doble estándar en las relaciones internacionales. Al hacerlo, Turquía busca subrayar su compromiso con la estabilidad y la paz en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *