En la central provincia de Cienfuegos, inició este martes el estudio de intervención con la vacuna antineumocóccica Quimi-Vio en niños de uno a cinco años de edad.

Este estudio ha sido desarrollado por el Instituto Finlay, entidad científica encargada de la producción de este inmunógeno en la isla caribeña.

La vacuna Quimi-Vio protege a más de 11 mil niños cienfuegueros de enfermedades como la meningitis, la neumonía y la otitis media aguda causadas por el neumococo.

El ciclo de vacunación implica la administración de dos dosis para infantes de 12 a 23 meses de edad, con un intervalo de ocho semanas, mientras que los niños de hasta cinco años recibirán una única inyección.

Vicente Vérez Bencomo, Director del Instituto Finlay de Vacunas, destacó la colaboración de varios años entre dicho centro y las instituciones de salud de Cienfuegos.

Asimismo, resaltó la capacidad y el deseo de realizar estudios de este tipo en la provincia, al igual que se hizo hace dos años con los ensayos clínicos de las vacunas cubanas contra la Covid-19.

Este proceso de estudio de intervención se llevará a cabo hasta el próximo mes de noviembre en los 20 policlínicos del territorio centrosureño, así como en otros lugares clínicos, como los círculos infantiles de los ocho municipios.

María Eugenia Toledo, Investigadora Principal del Estudio Clínico del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, señaló que en el período de 2017 a 2018, Cienfuegos inmunizó a más del 91 por ciento de la población pediátrica de uno a cinco años con la vacuna Quimi-Vio en una campaña similar.

El Instituto Finlay de Vacunas forma parte del Grupo de las Industrias Biotecnológicas y Farmacéuticas de Cuba (Biocubafarma).

Ante la pandemia de COVID-19, sus científicos y otras organizaciones cubanas se han dedicado al desarrollo de vacunas específicas contra el SARS-CoV-2, el virus causante de la enfermedad.

Deja un comentario