La compañía estadounidense de biotecnología Moderna confirmó este lunes que su vacuna genera una respuesta inmune contra las dos nuevas cepas detectadas en Reino Unido y Sudáfrica, pero que en el caso de la variante sudafricana, la protección es seis veces menor.

Por esta razón, afirman que están trabajando en una nueva vacuna que posiblemente se agregue al tratamiento actual de las dos dosis, informó El País.

Si bien estos nuevos datos son alentadores, lo cierto es que aún queda un largo camino de revisiones, pruebas y experimentos. “Moderna ha enviado el manucristo del estudio preliminar al repositorio en línea bioRxiv y de forma previa a su publicación será revisado por pares”, sostuvo El País.

Los pasos aunque son necesarios van atrasados con la situación actual de la pandemia, y es que mientras se estaba desarrollando la vacuna contra la Covid 19 aparecieron las dos nuevas variantes, incluso antes de que se aplicara la segunda dosis de la vacuna de Moderna.

Por eso “mientras intentamos derrotar al virus Covid 19, que ha creado una pandemia mundial, creemos que es imperativo ser proactivos a medida que el virus evoluciona”, dijo Stephane Bancel, director general de Moderna.

Sin embargo, tras el anuncio, el temor ha disminuido puesto que se guardan esperanzas por el efecto de inmunidad que dicen tener antes las nuevas cepas. De todas formas, y para no confiarse, desarrollarán un refuerzo de la fórmula contra las mutaciones.