Venta de carne de res en Cuba, de la veda al reordenamiento

2020 fue un año de drásticos cambios en el que la economía cubana se vio seriamente afectada por el recrudecimiento del bloqueo económico norteamericano, la pandemia del COVID 19 y la caída del turismo, principal fuente ingreso de divisas al país. Ha sido necesario acelerar procesos que desde 2011 venían gestándose, de manera definitiva debido a la caída de la economía de la Isla en un 11% y a la restricción de las importaciones por falta de liquidez.

Como parte de la nueva política de reordenamiento monetario del país y del plan de soberanía alimentaria, 63 nuevas medidas que estimulan la producción de alimentos han sido promovidas por el Gobierno Cubano en los últimos meses, 30 de ellas con carácter inmediato. Quizás una de las más impactantes ha sido la autorización de la compra venta de carne de res tras 42 años de prohibición de esta actividad, sancionada con altas condenas de cárcel durante décadas.

Durante décadas la carne de res ha estado casi ausente de la mesa de la familia cubana, hoy expectantes se augura su regreso.

Actualmente la carne de res se cotiza en el mercado ¨informal¨ cubano hasta 250 pesos la libra (0,45 kg) lo que equivale a unos 5 dólares, teniendo en cuenta el precio de este en el mismo mercado. Mientras que el Estado propone a los ganaderos un precio de compra entre los 3,45 y 40,02 pesos por kg, surge el debate sobre los precios de venta y las condiciones para el sacrificio del ganado.

Regulaciones que permitirán a los campesinos sacrificar y comercializar su ganado

Según las medidas anunciadas el pasado 14 de abril y lo dispuesto en la Gaceta Oficial de República, los propietarios de reses deben figurar en los registros de la Tierra y de Control Pecuario, así como deben haber garantizado el crecimiento del rebaño y cumplido el compromiso de entrega de leche y carne con el Estado para poder sacrificar animales para la compraventa.

Durante décadas la carne de res ha estado casi ausente de la mesa de la familia cubana, hoy expectantes se augura su regreso.

Entre los trámites para efectuar el sacrificio de ganado bovino deben presentarse un escrito de solicitud con el certifico del contrato y el cumplimiento del plan de leche, carne o ambos y un certifico de la Oficina de Registro Pecuario que avale el cumplimiento de los requisitos establecidos. El sacrificio se podrá realizar solo en mataderos y plantas cárnicas autorizadas.

La venta se realizará en mataderos de la red especializada aprobada por los gobiernos municipales, entidades del turismo, red de tiendas, mercados en MLC, Zona Especial de Desarrollo del Mariel y otros destinos autorizados. Aún no han sido publicados los precios oficiales de venta a la población que, teniendo en cuenta el alza de todos los productos alimenticios no espera sean moderados.

La masa ganadera en Cuba durante décadas ha tendido a la baja, su crecimiento será un largo proceso de años.

Vale señalar que la comercialización de carne de res en el país está sujeta al crecimiento de la masa ganadera. La aplicación de esta medida no será inmediata, pues teniendo en cuenta el desfavorable estado de los rebaños en la Isla, debe ocurrir todo un proceso de capacitación consciente y arduo trabajo en el campo antes de que nuevamente se vista de rojo la mesa de la familia cubana.

Deja un comentario